China y Turkmenistán inauguran estratégico gasoducto de 6.800 km

El presidente chino, Hu Jintao, inauguró el lunes en Turkmenistán un giganteco gasoducto de 6.800 km que suministrará gas natural a China, en un paso clave en la estrategia de su país para acceder a las reservas energéticas de Asia central.

El presidente chino, Hu Jintao, inauguró el lunes en Turkmenistán un giganteco gasoducto de 6.800 km que suministrará gas natural a China, en un paso clave en la estrategia de su país para acceder a las reservas energéticas de Asia central."La apertura de este gasoducto es otra plataforma para la colaboración y la cooperación entre nuestras naciones amigas", dijo Hu, en presencia de los presidentes turkmeno Gurbanguly Berdymujamedov, uzbeko Islam Karimov y kazajo Nursultan Nazarbayev.El mandatario chino abrió un grifo que dio paso al flujo de gas natural que recorrerá 1.800 kilómetros en territorio de Turkmenistán desde la localidad de Samadepe (este) y luego 5.000 km hasta la provincia china de Xinjiang (noroeste), tras haber surcado Uzbekistán y Kazajistán.Cuando funcione a su máxima capacidad, hacia 2012-2013, el gasoducto permitirá encaminar anualmente unos 40.000 millones de metros cúbicos de gas natural para la empresa estatal China National Petroleum Corp. (CNPC).La inauguración de este gasoducto tiene el valor de una victoria para China, que intenta desde hace años avanzar en esta región repleta de hidrocarburos y tradicionalmente dominada por Rusia.El presidente turkmeno subrayó la importancia de esta infraestructura para el desarrollo de las relaciones entre los diferentes países de la región."El lanzamiento del gasoducto abre una nueva era en las relaciones entre nuestros países y será una página dorada" en su historia, dijo.Turkmenistán, una ex república soviética aún muy aislada, dispondría de una de las reservas más importantes de gas del mundo.Hasta el momento, Rusia tenía un casi monopolio sobre las exportaciones de gas turkmeno, que se hacen a través de su red de gasoductos construidos en la época de la URSS.Pero Turkmenistán quiere diversificar sus destinos de exportación, en particular porque las relaciones con Moscú siguen siendo difíciles. En abril pasado una explosión en un gasoducto entre ambos países hizo aumentar la tensión.Si la Unión Europea (UE) busca aprovechar este diferendo para reforzar su cooperación con Turkmenistán y reducir su dependencia del suministro de gas natural ruso, fue China la que logró implantarse primero gracias a sus inmensas reservas de liquidez."China avanza en todas partes, en el sector del petróleo, del gas e incluso del carbón", declaró recientemente a la AFP el vicedirector de la Agencia Internacional de Energía (AIE), Richard Jones."Actualmente los chinos hacen las cosas más rápido que Europa, que no es un país, sino un consorcio de 30 países", continuó.Con los chinos, los turkmenos "obtienen las tecnologías y los fondos, todo de una sola vez", reveló de su lado un diplomático occidental que no quiso revelar su identidad.

Más noticias

0 Comentarios