Chile inicia su elección presidencial, con el favoritismo de la derecha

Chile inició este domingo elecciones generales con la perspectiva de cambiar la coalición de centro izquierda que ha gobernado el país durante los últimos 20 años por una opción de derecha encarnada por el millonario Sebastián Piñera.

Chile inició este domingo elecciones generales con la perspectiva de cambiar la coalición de centro izquierda que ha gobernado el país durante los últimos 20 años por una opción de derecha encarnada por el millonario Sebastián Piñera.Unos 8,3 millones de chilenos están inscritos para elegir al sucesor de la presidenta Michelle Bachelet, en unas elecciones en que también se renuevan los 120 miembros de la Cámara de Diputados y 20 de los 38 escaños del Senado.La jornada electora se inició a las 07H00 locales (10H00 GMT) y culminará nueve horas después. Los cómputos oficiales, con un alto porcentaje de las mesas escrutadas, se conocerá esta misma noche.Las encuestas señalan que Piñera, un empresario de 60 años con intereses en la banca, la salud, los medios y la aeronáutica, tiene las mejores posibilidades de convertirse en el sucesor de la exitosa presidenta Bachelet, aunque para ello tendría que esperar la segunda vuelta, el próximo 17 de enero.El último sondeo, del prestigioso Centro de Estudios de la Realidad Contemporánea (CERC), pronostica que Piñera alcanzará un 44%, contra un 31% del oficialista Eduardo Frei, un 17% del independiente Marco Enríquez-Ominami y un 7% del comunista Jorge Arrate. Para que un candidato gane en primera vuelta, necesita obtener más del 50% de los votos.De confirmarse esas cifras, serían Piñera y Frei quienes participarían en la segunda vuelta ,y aunque las encuestas revelan una clara ventaja para el derechista, por un 49% a un 32%, no significa que todo esté dicho."Cualquiera que sea el escenario que enfrente Piñera será desafiante. La centro derecha nunca hasta ahora ha sabido librar una campaña competitiva en segunda vuelta", dice el analista político Héctor Soto. "Sea mayor o menor a 10 puntos la diferencia que lo separe de Frei en la primera vuelta, se la va a tener que jugar en serio (en la segunda vuelta). Será otra campaña", agregó Soto.La Concertación, una coalición de cuatro partidos de centro izquierda, está en la presidencia desde 1990, cuando un plebiscito obligó al dictador Augusto Pinochet a dejar el poder, en el que se instaló durante 17 años.Pero esta es la primera vez que esa agrupación llega dividida a la elección: la Concertación escogió en abril a Eduardo Frei, ex presidente (1994-2000) de 67 años, en primarias, pero el diputado Enríquez Ominami, a quien se le impidió participar en las mismas, lanzó su candidatura como independiente.Enríquez un carismático diputado, hijo de un dirigente de izquierda asesinado por el régimen de Pinochet, llegó con un mensaje fresco que hizo pensar que superaría al propio Frei, aunque en las últimas semanas su avance se estancó. Pero con un 17% de votos se puede constituir en un factor importante para la segunda vuelta. Y a pesar de que viene desde la centro izquierda, los analistas coinciden en que no necesariamente sus votos se van a ir a Frei.De hecho, Frei tuvo serios problemas en el final de la campaña. Bachelet, que termina con una popularidad que fluctúa entre el 75 y el 80%, le ha dado su respaldo irrestricto, pero esto no ha sido suficiente para contrarrestar la falta de carisma de un candidato que reconoce que la comunicación no es su fuerte."Si ya se estaba evidenciando imposible traspasar la popularidad de la presidenta a Frei, tampoco es tan obvio tomar una calculadora y sumarle a Frei los votos de Enríquez Ominami", dice el analista Cristóbal Bellolio. "Esta es la primera vez que la Concertación enfrenta un escenario tan adverso, pero creo que en segunda vuelta vamos a ganar" con Frei, dice el senador oficialista José Antonio Gómez."El tiempo de la Concertación ya pasó; hace mucho tiempo que la Concertación se agotó", dice, por su parte el candidato Piñera.

Más noticias

0 Comentarios