Chile reabrirá comisión para reparación de desaparecidos y torturados

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, promulgó este martes la ley que crea el Instituto de Derechos Humanos, una iniciativa que posibilitará la reapertura temporal de una comisión para la reparación de familiares de desaparecidos, ejecutados políticos y torturados durante la dictadura de Augusto Pinochet.

La presidenta chilena, Michelle Bachelet, promulgó este martes la ley que crea el Instituto de Derechos Humanos, una iniciativa que posibilitará la reapertura temporal de una comisión para la reparación de familiares de desaparecidos, ejecutados políticos y torturados durante la dictadura de Augusto Pinochet.El Instituto tendrá además como labor de prevenir, informar, denunciar y actuar en contra de las situaciones que afecten los Derechos Humanos y jugará un rol importante en la difusión de los mismos, según se explica en la ley."No ha sido fácil llegar al punto en el que estamos, pero el camino recorrido nos ha permitido asumir nuestra historia para que Chile no repita una experiencia tan dolorosa como la vivida en Derechos Humanos", dijo Bachelet en la ceremonia en el palacio presidencial."Lo que estamos haciendo es un empeño más y muy importante para construir una sociedad más humana", agregó Bachelet, víctima ella misma de la dictadura de Pinochet, que la apresó en un centro de torturas junto a su madre, al igual que su padre, quien murió en prisión víctima de los malos tratos.Uno de los hitos que marca la creación del Instituto Nacional de Derechos Humanos, es la reapertura temporal de dos comisiones que cuantificaron el número de víctimas y de torturados durante la dictadura.En 1991, un año después del fin del régimen de Pinochet, la Comisión Rettig estableció que la dictadura dejó un saldo de 3.197 víctimas, entre ellas 1.192 que integran la lista de desaparecidos políticos.En 2003 la llamada Comisión Valech estableció a través de expertos y por medio del relato de las víctimas, que unos 28.000 chilenos fueron torturados, dejando fuera a unos 2.000 más que presentaron antecedentes que no pudieron ser confirmados.Los casos que sí fueron confirmados recibieron compensaciones monetarias por parte del Estado, al igual que los familiares de las ejecutados y desaparecidos."Las comisiones Valech y Rettig se reabren en una sola comisión que va a poder calificar nuevamente a personas que presenten nuevos antecedentes. Tiene un plazo de seis meses para recibir esos antecedentes" explicó el secretario general de la Presidencia, José Antonio Viera-Gallo.Familiares víctimas expresaron su desacuerdo con los límites impuestos al Instituto y en protesta se salieron de la ceremonia donde se promulgó la nueva ley.Las agrupaciones buscaban que el Instituto tuviera la facultad de presentar querellas por delitos ocurridos en la dictadura, facultad que no quedó consagrada.Esa desazón fue expresada por Lorena Pizarro, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos-Desaparecidos, quien señaló que el instituto no cumple con todos las expectativas que ese colectivo tenía."El instituto sólo podrá querellarse respecto de hechos futuros, de crímenes gravísimos que ocurran de hoy en adelante en el país", explicó Viera Gallo.

Más noticias

0 Comentarios