El Censo entregará $1.600 millones al Departamento del Tesoro

El Censo logró ahorrar una suma millonaria gracias que 7 de cada 10 personas regresaron el formulario por correo.

El Censo entregará $1.600 millones al Departamento del Tesoro El Censo entregará $1.600 millones al Departamento del Tesoro

El Censo entregará $1.600 millones al Departamento del Tesoro

La Oficina del Censo de los Estados Unidos anunció que devolverá al Departamento del Tesoro $1.600 millones en dinero ahorrados durante las operaciones del Censo de 2010.

Este ahorro se debe a que el 72% de los hogares devolvió por correo su formulario del Censo, lo que se tradujo en menores costos de seguimiento puerta a puerta. Por otro lado, un fondo de contingencia asignado a desastres naturales y fallas operativas no se utilizó y una fuerza laboral más productiva completó su labor de manera más eficiente.

"Este fue un logro significativo. Quiero agradecer, a todos los habitantes del país por responder al censo, y a los más de 251,000 asociados de los sectores público y privado que, con nosotros, hicieron del Censo de 2010 un éxito", dijo Robert Groves, director de la Oficina del Censo.

Por su parte, el secretario de Comercio, Gary Locke sostuvo que, "El Censo fue una tarea masiva con altos riesgos operativos y posibles excesos de presupuesto. Sin embargo, bajo el liderazgo del Dr. Groves y su equipo en la Oficina del Censo, tuvimos un conteo increíblemente exitoso que se hizo a tiempo y muy por debajo del presupuesto".

Alrededor de $800 millones del dinero ahorrado proviene del fondo de contingencia para desastres naturales y fallas operativas, que no se utilizaron ya que no se registraron eventos de gran magnitud que interrumpieran la realización del censo en meses recientes.

Otros $650 millones provienen de la labor de seguimiento puerta a puerta, que si bien fue exhaustiva, tuvo menor envergadura de la prevista, ya que 72% de los hogares del país devolvió su formulario por correo. Esto significó que un número menor de domicilios tuvo que ser visitado en persona para obtener las respuestas al censo. Además, los 565,000 empleados contratados por el censo para llevar a cabo esta labor de seguimiento fueron más eficientes que en censos anteriores, lo que resultó en una reducción de costos.

Un monto adicional de $150 millones en dinero ahorrado se dio como resultado de que otras operaciones como el conteo de la población de Alaska y las regiones tribales fue menor. El total ahorrado representa 22% del costo del Censo de 2010 para el año fiscal en curso.

Las operaciones del censo continuarán por el resto del verano con una serie de rigurosos controles de calidad diseñados con el fin de garantizar un conteo exacto y completo de la población.

"Mi equipo administrativo y yo, en conjunto con la dedicada fuerza laboral del censo hemos trabajado diligentemente para garantizar que las labores de conteo se hagan bien y se ciñan a los tiempos estimados, siendo a la vez muy cuidadosos con los dineros de los contribuyentes", señaló Groves. "Datos preliminares demuestran ya mejoras en la calidad del trabajo de campo incluso habiendo ahorrado estos fondos. Continuaremos enfocándonos en estas metas hasta que completemos todas las operaciones que hacen parte del Censo de 2010", concluyó.

Por ley, la Oficina del Censo debe entregar a fin de año un conteo de la población nacional y estatal, además del porcentaje de Representantes a la Cámara a que cada estado tiene derecho.

Más noticias

0 Comentarios