Celebración Sacerdotal en Buga, Colombia

Después de la celebración de 25 años de sacerdocio en la capital del Valle Calí, no podíamos perder la oportunidad de celebrar la Eucaristía en la Iglesia que un primero de Septiembre de 1984 fue testigo de mi ordenación sacerdotal en esta ocasión mi ciudad natal: Guadalajara de Buga con su colonial catedral San Pedro.

Después de la celebración de 25 años de sacerdocio en la capital del Valle Calí, no podíamos perder la oportunidad de celebrar la Eucaristía en la Iglesia que un primero de Septiembre de 1984 fue testigo de mi ordenación sacerdotal en esta ocasión mi ciudad natal: Guadalajara de Buga con su colonial catedral San Pedro.

Desde tempranas horas la familia, desde Palmira, nos dirigimos en caravana por una hora de viaje que nos tomó hasta llegar a mi ciudad conocida como la “ciudad señorial e hidalga comarca”.

Allí nos esperaba una comitiva y algunos medios de comunicación, pues para la ciudad era un motivo de celebración.

La Catedral se encontraba completamente llena, con caras conocidas y algunos personajes de la ciudad borrados de mi mente por el paso de los 25 años pero que al saludarlos regresaban inmediatamente las imágenes y los recuerdos. Varios sacerdotes concelebraron, entre ellos Monseñor Omar Ramírez, quien en sus palabras recordó que hace 25 años él estuvo presente pues en aquel entonces él era el Vicarios General de la Diócesis.

Fue muy emocionante y muy triste retroceder el tiempo pues hubiera querido que mis seres queridos en especial mi Madre estuvieran vivos y disfrutando de tan bella y espiritual ceremonia.

Después de la Santa Eucaristía fuimos invitados a un almuerzo al seminario donde mucha gente nos esperaba contentándose con darnos un abrazo o tomándose una fotografía. Definitivamente el tiempo pasa pero la gente no olvida.

Para leer más del Padre Hoyos visita su blog externo


Más noticias

0 Comentarios