URGENTE Alerta de tsunami para Hawaii tras terremoto de 7.7 grados

Caso del "niño del globo" en EEUU deja lecciones que los medios ignoran

Las lecciones periodísticas que dejó la fraudulenta historia del "niño del globo" en Estados Unidos es probable que sean ignoradas por unos medios de comunicación desesperados por satisfacer la demanda voraz de los ciclo de 24 horas de noticias, advirtieron analistas.

Las lecciones periodísticas que dejó la fraudulenta historia del "niño del globo" en Estados Unidos es probable que sean ignoradas por unos medios de comunicación desesperados por satisfacer la demanda voraz de los ciclo de 24 horas de noticias, advirtieron analistas.Durante varias horas el jueves pasado, el truco publicitario ideado por Richard Heene hipnotizó la cadenas de televisión estadounidenses, que se apresuraron en transmitir imágenes en vivo de un globo en forma de platillo volador en el que supuestamente iba colgado su hijo de seis años.Pero, unas 48 horas después, el drama se convirtió en una farsa que dejó a muchos medios de comunicación pensando cómo pudieron haber sido engañados por un hombre que afirma ser un descendiente de extraterrestres y que dice haber tenido una vez un encuentro cercano en el baño de un restaurante de comida rápida.Heene -que según la Policía inventó el engaño con su familia en un intento por provocar interés en un "reality show" de su autoría- tenía un historial bien documentado de comportamiento excéntrico y avidez por la fama en el mundo del entretenimiento, lo cual debió haber encendido alguna señal de alarma en los medios, opinaron los expertos. "Hubo múltiples indicadores que deberían haber provocado, al menos, que se encendieran luces amarillas de precaución", dijo Kenny Irby, director de periodismo visual en el Poynter Institute, una escuela de periodismo sin fines de lucro con sede en Florida."La participación de la familia en un 'reality show', los mensajes confusos de los hermanos, son factores que tuvieron que habernos obligado a hacer más preguntas y, al menos, ser más cautelosos con nuestras respuestas", afirmó.Irby dijo que el hecho de que tantas cadenas de televisión interrumpieran sus programaciones habituales para cubrir la historia reflejó el aumento del énfasis que han puesto los medios en la velocidad, por encima de la exactitud."Tenemos que reconocer que la velocidad se convirtió en algo mucho más que un factor en nuestra cobertura en lugar de la confirmación de los hechos y los asuntos de exactitud y credibilidad", dijo a la AFP."Muchos compañías de medios solo quieren 'estar en el juego' antes que ser correctos en lo que están reportando", apuntó el profesor.Robert Thompson, director del centro Bleier para Television y Cultura Popular en la Universidad de Syracuse, dijo que aunque hay lecciones que aprender de este episodio, estas al parecer serán ignoradas."La historia del 'niño del globo' fue una alarma para los medios pero es una alarma con la cual todos y cada uno de nosotros seguirá durmiendo", dijo a la AFP."Si algo como ésto (del globo) sucede pasado mañana, será cubierto exactamente de la misma manera y nosotros lo vamos a ver exactamente de la misma manera", añadió."Sólo imagínate si una cadena de televisión recibe un alerta preocupante de un hombre volando su avión que dice: 'Mi esposa embarazada está conmigo y está pariendo trillizos y no funciona el tren de aterrizaje"."Independientemente del 'niño del globo', tendríamos en un segundo los helicópteros de lo medios de comunicación y cámaras en el avión. Nadie va querer esperar a ver si es un truco o una broma. Queremos cubrir primero y preguntar después", dijo Thompson al citar la proliferación de redes de televisión y diferentes plataformas de medios como los motores del ciclo moderno de noticias."Existen dos fenómenos tecnológicos en ésto; uno son los camiones de satélite de televisión y la habilidad de enviar la señal desde cualquier parte, y el segundo es el número infinito de plataformas que cuelgan este tipo de material".Ted Mandell, que enseña en el departamento de cine, teatro y televisión de la Universidad de Notre Dame, consideró que la demanda de los ciclos de noticias eran responsables por crear un clima de "periodismo histérico"."Antes de internet, antes de CNN, uno tenía las noticias a las 'seis y punto' y eso era todo", dijo Mandell a la AFP al recordar aquellos noticieros matutinos, de mediodía y en la noche."Ahora es instantáneo -no hay investigación, no hay una producción reflexiva-. Todo se trata de conseguir una historia, conseguir que salga al aire y captar a los espectadores"."Lo que se traduce en este tipo de periodismo histérico que se alimenta a sí mismo. Realmente ya no hay ninguna perspectiva".

Más noticias

0 Comentarios