Casamiento en Washington: sin techo pero con amor

Después de una luna de miel de 2 días en un hotel de cinco estrellas, esta pareja sin hogar volverá a las calles, a dormir en un parque.

Como cualquier pareja de recién casados Nhiahni y Dante están enamorados y sueñan con pasar juntos el resto de sus vidas.

Todo comenzó en las difíciles calles de Washington hace casi una década. Él tuvo una niñez colmada de abusos. Ella una historia de lucha con drogas y alcohol.

“Hubo química en seguida, nos compadecimos el uno del otro, nos enamoramos y desde entonces estamos juntos” dice la flamante novia.

Esta historia de amor de dos personas sin dirección, ni una cama para dormir, que decidieron comprometerse el uno con el otro en matrimonio, conmovió a la congregación de una pequeña iglesia en un barrio chic de Washington. Los feligreses decidieron regalarles una boda con todo: vestido, alianzas, luna de miel...

Dante dice que el paso siguiente es mudar a su esposa del parque al que llaman hogar, para algún lugar donde tengan privacidad y techo.

“Ya no es seguro, por aquí” agrega, “todos los días hay peleas… y muchas cosas. No se puede ni dormir.”

Durante varios años, ambos intentaron solicitar viviendas públicas. Ahora tienen esperanza de mejorar sus posibilidades gracias a su nuevo estado civil.

El pastor de la Iglesia donde van por comida caliente y una ducha el domingo, cree que lo lograrán, a pesar de los muchos obstáculos que enfrentan.

“Han pasado y pasan por las pruebas que muchas parejas atraviesan, sólo que en un ambiente diferente. Así que sí, sin duda será difícil” dice el Reverendo Graham, “pero seguramente no imposible.”

En 25 años de carrera, es la primera vez que el Reverendo casa a una pareja sin hogar. Aunque si todo sale según lo planeado, esa situación podría revertirse pronto.

Más noticias

0 Comentarios