La Casa Blanca presiona para aprobación en Senado de la reforma de la salud

La Casa Blanca instó el domingo a los legisladores a aprobar la reforma de la salud, asegurando que la última versión del proyecto debatido en el Senado cumple los objetivos del presidente Obama de cambiar el sistema.

La Casa Blanca instó el domingo a los legisladores a aprobar la reforma de la salud, asegurando que la última versión del proyecto debatido en el Senado cumple los objetivos del presidente Obama de cambiar el sistema.Para vencer la oposición de legisladores indispensables para alcanzar una mayoría, los demócratas prepararon una nueva propuesta que descarta la creación de un sistema público de salud para los más pobres y añade restricciones para la financiación estatal de los abortos.Con estas modificaciones el proyecto parece contar ahora con los 60 votos necesarios para asegurar su aprobación. Si el escollo legislativo queda superado, el documento del Senado tendrá que pactarse con el ya aprobado por la Cámara de Representantes.Está previsto que el debate termine con un voto preliminar hacia la 1:00 am del lunes (0600 GMT), pero la oposición republicana tratará de obstaculizar el proceso.A pesar de que el proyecto del Senado ya no incluye la llamada "public option" para la creación de un sistema de salud público para los 36 millones de estadounidenses que carecen de seguro, el consejero presidente David Axelrod considera que la reforma cumple los compromisos de Barack Obama."Es un proyecto muy importante. Contribuirá a dar seguridad a la gente que tiene un seguro y ayudará a la gente que no se puede pagar un seguro", dijo Axelrod en CNN."Este es el cambio que prometió el presidente. Este cambio está a punto de llegar", dijo Axelrod, quien repitió el mismo mensaje ante los principales medios de comunicación estadounidenses.Axelrod dijo en la cadena ABC que "cada gran reforma en la historia estadounidense fue un esfuerzo bipartidista", pero reconoció que sigue habiendo obstáculos."No me cabe la menor duda de que los líderes republicanos tratarán de ponernos obstáculos de procedimiento en el camino, como vienen haciendo en los últimos meses." dijo ante los micrófonos de CNN.El senador republicano John McCain, que perdió la carrera presidencial contra Obama el año pasado, forma parte de los opositores al proyecto del Senado, a pesar de haber admitido que lo más probable es que sea aprobado."Vamos a dar una buena pelea. Vamos a pelear hasta el último voto... tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para evitar el terrible error que está a punto de cometerse", dijo McCain a Fox News el domingo.El proyecto de más de 2.000 páginas contiene una propuesta para que las aseguradoras privadas firman contratos con el gobierno y ofrezcan planes de salud en todo el país, eliminando así la creación de un sistema público propiamente dicho, el controvertido "public option"."Comparto la frustración de los progresistas del Senado por la ausencia del proyecto de la creación de una opción pública. Pero llevo mucho tiempo en esto y he aprendido que los grandes cambios en Washington nunca son perfectos", afirmó en un editorial del New York Times el vice presidente estadounidense Joe Biden."A pesar de no ser perfecto, el proyecto pendiente en el Senado no es solo bastante bueno, es muy bueno", escribió Biden, añadiendo que si la ley se aprueba "más de 30 millones de estadounidenses ganarán un acceso abordable al sistema de salud".

Más noticias

0 Comentarios