Carmen Carrasquillo

Su dedicación, y su entrega hacia las personas de la tercera edad, convierten a Carmen Carrasquillo en una mujer que siempre tiende la mano al necesitado. Hace 16 años  gracias a su entereza  ayudó a fundar una de las organizaciones que hoy ofrece servicio a personas ancianas,  el Concilio de Envejecientes del Condado de Osceola.
El concilio se ha convertido para muchos ancianos, en la única familia, ya que varios se sumergen en el olvido  y la depresión, pero  allí encuentran un aliciente para salir adelante, y darse cuenta que no todo termina. El concilio es una  entidad sin ánimo de lucro, operada por voluntarios.
Carmen Carrasquillo, ayuda a proveer comidas sobre ruedas a las personas que no pueden cocinar, además de actividades para disfrutar, como juegos de bingo y dominó, a este grupo que muchas veces es olvidado por su propia familia, pero aquí logran llenar este vacío gracias a los programas destinados a personas de la tercera edad.

Más noticias

0 Comentarios