Caravana colombiana de motos llega a Europa para pedir fin de secuestros

La Caravana Motorizada Internacional por la Libertad de los Secuestrados partió este viernes desde Madrid rumbo a Francia, Italia y el Vaticano, adonde llevarán esta iniciativa ya realizada en Colombia y Ecuador para pedir la liberación de los capturados de todo el mundo.

La Caravana Motorizada Internacional por la Libertad de los Secuestrados partió este viernes desde Madrid rumbo a Francia, Italia y el Vaticano, adonde llevarán esta iniciativa ya realizada en Colombia y Ecuador para pedir la liberación de los capturados de todo el mundo.Sesenta motos de gran cilindrada luciendo banderas colombianas y cien motoristas de ese país salieron a las 11H30 (10H30 GMT) desde el céntrico parque del Retiro de Madrid, convocados por el periodista Herbin Hoyos, director del programa "Las voces del secuestro", en el que los familiares de los capturados les envían mensajes.Los motoristas llegados desde Colombia y quienes se les unan por el camino recorrerán 5.000 kilómetros a través de España, Francia e Italia y su meta es el Vaticano, donde serán recibidos el 18 de noviembre por el papa Benedicto XVI."Queremos hacer llegarle ese mensaje a Europa, que consiste en decir que no todos los secuestrados de Colombia salieron en la operación Jaque", explicó Herbin Hoyos en relación con la operación militar que permitió el año pasado la liberación de la francocolombiana Ingrid Betancourt de manos de la guerrilla de las FARC.El periodista colombiano, que encabezó la salida de la caravana en una moto compartida con el Padre Angel, presidente de la ONG Mensajeros de la Paz, que apoyó la iniciativa, recordó que en Colombia hay todavía "23 policías y militares y más de 3.000 civiles que se siguen pudriendo en la selva"."Esta caravana representa a esos hombres cautivos que en algún lugar del mundo han sido secuestrados y por quienes exigimos la libertad", manifestó Hoyos.Los moteros llaman a la liberación de retenidos en El Salvador, de Guatemala, de México, de Venezuela, del soldado israelí Gilad Shalit, de los 36 secuestrados en el barco español "Alakrana" y en Irak, Irán, Afganistán y Chechenia, precisó.La caravana, que "llama a la solidaridaridad de los gobiernos" para "cerrar todos los espacios" a los secuestradores, según Hoyos, repite la experiencia de la ya organizada en 2008 entre Colombia y Ecuador, donde recorrieron más de 8.000 km, y otros países como los centroamericanos, Rusia, Israel y Gaza, han solicitado que pase por allí.Los moteros llegarán este viernes a Valencia y en los días siguientes viajarán a Barcelona (noreste de España), París, Lyon, Marsella (Francia), Milán, Génova, Roma (Italia) y el Vaticano, donde serán recibidos por autoridades locales.En el Vaticano entregarán al Papa un casco blanco regalado por la familia de un secuestrado, que lleva el símbolo de la caravana --una moto y un cóndor con las alas extendidas-- tallado por un artesano colombiano. Entre los motoristas están las hermanas Vallejo, secuestradas por las FARC durante cuatro años y liberadas recientemente, y Jenny Mendieta, hija del general Luis Mendieta, secuestado desde hace 11 años."Apenas supe de la caravana por Europa, no tenía los recursos suficientes para venir y lo que hice fue vender mi moto, que era lo más primordial, y endeudarme en los bancos para poder estar aquí", explicó a la AFP Pablo Cruz, que calcula la iniciativa le costará "unos 3.000 euros".El secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, acompañó la salida de los moteros junto con el embajador colombiano en España, Carlos Rodado.Durante la caravana, el programa radial "Las voces del secuestro", de Radio Caracol, no dejará de emitirse: el próximo fin de semana, Hoyos retransmitirá durante el trayecto entre Barcelona y París, y el siguiente, desde la plaza de San Pedro del Vaticano.El periodista, galardonado en 2008 como el periodista colombiano más importante del año por su trabajo en favor de los secuestrados, fue capturado por las FARC durante varios días en 1993 y recientemente fue amenazado por la guerrilla, por lo que se exilió en España a mediados de octubre.Hoyos de 38 años, prevé quedarse durante un año en Europa, donde tiene a parte de su familia.

Más noticias

0 Comentarios