Canje de la deuda argentina en mora pasa al Senado tras aval de Diputados

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles y giró al Senado el proyecto que reabre el canje de una deuda en mora de unos 20.000 millones de dólares, con un descuento sobre el capital de un 65% y un interés del 8,28% anual, según cálculos de consultoras.

La Cámara de Diputados de Argentina aprobó este miércoles y giró al Senado el proyecto que reabre el canje de una deuda en mora de unos 20.000 millones de dólares, con un descuento sobre el capital de un 65% y un interés del 8,28% anual, según cálculos de consultoras.El bloque oficialista logró la aprobación de la iniciativa con 166 votos a favor, 28 negativos, y tres abstenciones, en tan solo tres horas de debate.La intención del gobierno de la presidenta peronista socialdemócrata Cristina Kirchner es que el Senado convierta en ley la semana próxima la reapertura del canje de 2005."Argentina dará una nueva chance (a los 'holdouts' o bonistas rebeldes), pero con condiciones un poquito peores que en el canje anterior", anticipó el ministro de Economía, Amado Boudou.Kirchner procura normalizar pagos sobre un remanente de 20.000 millones de dólares de capital y unos 9.000 millones de dólares en intereses.Hace cuatro años, el gobierno del entonces mandatario Néstor Kirchner (2003-2007), influyente marido de la jefa de Estado, dispuso una quita de capital e intereses estimada entre 45% y 75% del valor nominal, según el bono, en un proceso que tuvo una adhesión de 76,15%."El bono descuento tiene implícita una quita sobre el capital de la deuda en default del 65%. Ello implica que el Gobierno entregaría 35 dólares en un nuevo bono, por cada 100 dólares hoy en default", dijo Ramiro Castiñeira, economista-jefe de la firma Econométrica, en un informe suministrado a la AFP.En 2005, el Gobierno ofreció un menú de tres bonos (descuento, par y cuasipar) con diferentes quitas sobre el capital, pero a precios de mercado el valor rondaba los 30 dólares por cada 100 dólares nominales en mora.El propósito del Gobierno, según coinciden los analistas del mercado financiero, es volver al mercado voluntario de deuda, en razón de que el superávit fiscal primario puede caer del promedio de 3% de los últimos años a sólo un 0,6% en 2009, con fuertes necesidades de financiamiento."La fuga de capitales se habría revertido durante octubre (...) con un ingreso neto del sector privado de unos 500 millones de dólares, en un fenómeno asociado al 'boom' de demanda de bonos públicos", dijo Luciano Laspina, del Area de Estudios Económicos del comunal Banco Ciudad.La fuga de capitales se inició en 2007 y acumuló casi 30.000 millones de dólares, pero su reversión se vincula con el escenario favorable creado por la inminente reapertura del canje, que probablemente sea aprobado también en el Senado, según fuentes parlamentarias.Castiñeira agregó en su reporte que "el bono Descuento devenga una tasa de interés del 8,28% anual (...), pero trasciende que los acreedores exigen el reconocimiento de los intereses pagados por el bono desde su emisión a la actualidad".Si el Gobierno acepta entregar un bono por los intereses devengados desde 2005 y por los pagos del llamado cupón PIB, atado al crecimiento de la economía, la oferta global podría mejorar en otros 26,9 dólares por cada 100 en mora."En suma, (...) la oferta de los bancos (intermediarios) termina incrementando la emisión de nueva deuda a 61,9 dólares por cada 100, con lo cual la oferta equivale a 53 dólares a precios actuales de mercado", dijo.Los tres bancos que el Gobierno designó para realizar la operación, Barclay's, Citibank y Deutsche, han garantizado el canje de al menos 10.000 millones de dólares de bonos en mora.Pero le falta sumar la adhesión de ahorristas de Estados Unidos, Alemania y Japón, e incluso de algunos de los llamados 'fondos buitres' (que compran bonos a precio de remate) que deberían antes renunciar a los litigios que plantearon en los tribunales, según señala el proyecto apoyado por la oposición.

Más noticias

0 Comentarios