Candidatos cierran en ambiente calmo campaña para elecciones en Bolivia

Los candidatos cierran este jueves sus campañas de cara a las elecciones generales del domingo en Bolivia, en medio de un ambiente de calma e inclusive de apatía ante la evidencia de que la victoria no se le escapa al actual mandatario, Evo Morales, quien hará su último acto proselitista en su fortín de El Alto.

Los candidatos cierran este jueves sus campañas de cara a las elecciones generales del domingo en Bolivia, en medio de un ambiente de calma e inclusive de apatía ante la evidencia de que la victoria no se le escapa al actual mandatario, Evo Morales, quien hará su último acto proselitista en su fortín de El Alto.El clima preelectoral en este país de 10 millones de habitantes contrasta con el que se vivía el año pasado en el referendo revocatorio que confirmó a Morales, cuando el país estaba virtualmente al borde de una guerra civil.Ahora, con una oposición debilitada, la campaña llega a su fin con disputas políticas como la amenaza del mandatario contra Manfred Reyes Villa, su más inmediato seguidor, de que lo llevaría a la cárcel por unas acusaciones que éste tiene en su contra de malversación de fondos cuando era prefecto del central departamento de Cochabamba.Por ley este jueves será el último día de campaña para los candidatos presidenciales y aspirantes al Congreso, que a partir de ahora se llamará Asamblea Legislativa Plurinacional.Desde el viernes debe cesar el bombardeo de la propaganda electoral; estarán prohibidas las reuniones políticas y el consumo de alcohol.Como cierre de campaña, Morales encabezará un acto en su principal plaza política, El Alto, vecina de La Paz, ciudades donde recoge el 70% de la intención de voto, según recientes sondeos.Con cerca de 55% en las encuestas, Evo Morales supera de manera abrumadora a Reyes Villa (18%, derecha) y al empresario Samuel Doria Medina (10%, centro derecha).Morales ha hecho una intensa campaña por todo el país -la oposición incluso lo acusa de poner todo el aparato del Estado a su disposición-, y el miércoles hizo un cierre de campaña en el principal bastión opositor, Santa Cruz.Allí, ante una gran multitud, llamó a los bolivianos a derrotar a la derecha y apuntalar su nuevo gobierno con una mayoría absoluta en el Congreso.Hasta hace muy poco era inimaginable que Morales lograra penetrar en Santa Cruz, pulmón del desarrollo económico boliviano, donde sus élites de derecha le tenían vedado el paso.En un meditado golpe de timón, ahora Morales se apoderó del discurso de la derecha de Santa Cruz y aparece como abanderado del pedido de autonomía que sus líderes enarbolaron los últimos años. Sin embargo, según las encuestas, que le atribuyen 29%, esa región seguirá siendo adversa al mandatario.Tan seguro está Evo de su triunfo a nivel nacional que en el tema de las autonomías anunció que "va a haber un trabajo con nuestros parlamentarios electos (...) desde el sábado 12 de diciembre" y llamó a una sesión de gabinete para el lunes, un día después de los comicios.Desde temprano el jueves las calles de El Alto y de varios barrios de La Paz ostentan las banderas azules-negras-blancas, los colores característicos del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido que Morales fundó hace más de dos décadas, mientras los activistas cantan: "Un, dos, tres, Evo, otra vez" o "Bolivia avanza, Evo no se cansa".La oposición también prepara cierres de campaña en Santa Cruz.Manfred Reyes Villa llamó a sus adherentes a concentrarse en la principal plaza de Armas de Santa Cruz, según el candidato a diputado por su movimiento, Ruddy Rojo.El sitio fue escogido porque "es un emblema de Santa Cruz" por sus luchas por la autonomía regional, añadió.Unidad Nacional clausurará sus actividades en un coliseo deportivo donde habrá música "con artistas que van a participar y también el mensaje final de la campaña por el candidato Samuel Doria Medina", dijo el influyente senador opositor Oscar Ortiz.Unos 5,1 millones de electores están llamados a votar el domingo.

Más noticias

0 Comentarios