Candidato dice ser "el menos malo" entre rivales a presidencia de Costa Rica

Un candidato opositor divulgó unos avisos en que declara ser "el manos malo" entre los aspirantes a la presidencia de Costa Rica en las elecciones del 7 de febrero, en una campaña aburrida, plagada de descalificaciones personales y centrada en el tema de la delincuencia.

Un candidato opositor divulgó unos avisos en que declara ser "el manos malo" entre los aspirantes a la presidencia de Costa Rica en las elecciones del 7 de febrero, en una campaña aburrida, plagada de descalificaciones personales y centrada en el tema de la delincuencia.En los avisos del aspirante socialcristiano Luis Fishman, que comenzaron a ser transmitidos por la televisión local este fin de semana, se pregunta a una decena de personas por quién votarán, y todos responden: por "el menos malo"."Fishman, el menos malo", dice luego un locutor, en un aviso que busca potenciar la alicaída campaña del aspirante socialcristiano, nombrado a última hora en reemplazo del líder del partido, el ex presidente Rafael Angel Calderón Fournier (1990-1994), condenado por corrupción."La gente está fascinada" con estos avisos, dijo un satisfecho Fishman al diario La Nación, luego de que su campaña hubiera pasado casi inadvertida entre los costarricenses.La favorita de los sondeos es la candidata oficialista Laura Chinchilla, quien ha sido blanco de duras críticas y mofas de los otros dos contendores que concentran mayor apoyo: Otto Guevara (derecha) y Ottón Solís (centroizquierda).Los avisos de Guevara la presentan como una política carente de liderazgo dentro de su propio Partido Liberación Nacional (nominalmente socialdemócrata, pero calificado de derecha por disidentes de la formación).Los spots televisivos de Solís son mucho más duros y presentan a Chinchilla como una marioneta manejada por el presidente Oscar Arias y por su hermano, el influyente ministro de la Presidencia, Rodrigo Arias."Hay algunos que consideran que el éxito de una mujer solo puede explicarse si hay detrás un grupo de hombres que maneja los hilos", dijo Chinchilla, al criticar el aviso de la marioneta, al que calificó como "machista".Chinchilla, quien era vicepresidenta de Arias, renunció en octubre de 2008 para iniciar su campaña y de ganar será la primera mujer presidenta de Costa Rica, considerada la democracia más antigua y estable de América Central.Antes del receso navideño, la ex vicepresidenta encabezaba los sondeos (45%), seguida por Guevara (23%), Solís (15%) y Fishman (8%).Otros cinco candidatos con menos respaldo están también en campaña para los comicios del 7 de febrero, en los que se renovará el Congreso de 57 miembros.La campaña electoral ha sido calificada como "aburrida" por el presidente Arias, quien está impedido de ir a la reelección."Pienso que esta campaña está bastante aburrida. Le ha faltado música, poesía, inspiración", declaró el 31 de diciembre Arias, quien concluye en mayo su mandato de cuatro años.La inseguridad y la delincuencia, principales preocupaciones de los ciudadanos de la llamada Suiza Centroamericana, han acaparado la discusión en esta campaña, por sobre las dificultades económicas derivadas de la crisis internacional."La inseguridad es lo que a la gente le tiene más preocupada", dijo recientemente a la AFP el economista y analista Juan Manuel Villasuso. "A una madre le preocupa más que su hijo regrese vivo a la casa que esté sin trabajo".La ley electoral prevé que el candidato que obtenga el 40% de los votos válidos se proclame presidente en primera vuelta. Si ninguno logra esa cifra, los dos más votados deben ir a un balotaje.

Más noticias

0 Comentarios