Canciller español defiende su diplomacia de acercamiento con Cuba

El titular de la diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, defendió el miércoles su política de acercamiento al régimen comunista de Cuba, considerada complaciente por opositores cubanos.

El titular de la diplomacia española, Miguel Angel Moratinos, defendió el miércoles su política de acercamiento al régimen comunista de Cuba, considerada complaciente por opositores cubanos.El canciller español, criticado por no haberse reunido con los disidentes durante su viaje a La Habana el 18 y 19 de octubre, dijo ante los diputados de su país que esta política daba "resultados".Sobre todo declaró que el número de presos políticos en la isla caribeña pasó en los últimos años "de 300 a 200"."El Gobierno tiene un enorme respeto a la oposición y los opositores", dijo Moratinos, quien añadió que "la Embajada (de España en La Habana) tiene contacto permanente, transparente y fluído con todos los sectores de la denominada oposición y por eso podemos recabar sus peticiones humanitarias y de liberación y dar curso a las mismas".Treinta y siete opositores cubanos, 31 de los cuales detenidos políticos, criticaron en una carta la "complacencia" de Madrid respecto al "totalitarismo" cubano, temiendo que esta actitud se "extienda" a la Unión Europea (UE) durante la presidencia española del primer semestre del 2010.Moratinos dijo en La Habana que su país actuaría en la elaboración de un nuevo acercamiento europeo hacia Cuba, que considera la posición europea común actual como una "ingerencia".El ministro español fue acusado por la derecha española de no respetar la posición común de la UE, que prevé contactos no sólo con el régimen cubano, sino también con los opositores.Moratinos respondió que al revisar esta posición en junio, los 27 miembros de la UE dijeron que "se puede o no se puede visitar o encontrarse con la disidencia, no es un requisito obligatorio"."El Vaticano defiende la posición española, la Unión Europea defiende la posición española, todo el continente iberoamericano defiende la posición española, y también el propio presidente Obama está dando pasos en la dirección de la posición española", enfatizó.España estuvo en primera línea para lograr el año pasado que se suspendan las sanciones europeas y la reanudación de la cooperación entre Bruselas y La Habana, suspendidas en el 2003 tras la oleada de detenciones de 75 militantes.

Más noticias

0 Comentarios