Campaña política sigue en Honduras, pese a crisis y conatos de violencia

Con caravanas y concentraciones públicas, los candidatos a las elecciones del 29 de noviembre de Honduras continuaron este domingo su campaña, en medio de la crisis política salpicada de conatos de violencia.

Con caravanas y concentraciones públicas, los candidatos a las elecciones del 29 de noviembre de Honduras continuaron este domingo su campaña, en medio de la crisis política salpicada de conatos de violencia.Ondeando banderas rojiblancas del gobernante Partido Liberal (PL, derecha), cientos de vehículos se sumaban a la caravana del candidato Elvin Santos en La Entrada, departamento de Copán, 400 km al norte de la capital.Mientras el aspirante del Partido Nacional (PN, también derecha), Porfirio 'Pepe' Lobo, hacía el propio en la ciudad de Choluteca, 160 km al sur.Pese a que quedan 21 días para los comicios presidenciales del 29 de noviembre, los candidatos han centrado su campaña en los mítines, ya que es poca la propaganda que hay en carreteras, calles y bulevares, así como en la televisión y la radio.Miembros del Frente de Resistencia contra el Golpe de Estado del 28 de junio contra el presidente Manuel Zelaya se han encargado de destruir propaganda y amenenazan con boicotear la afluencia de electores de los cantones.Unos 12.000 militares, más una cantidad no determinada de reservistas, y 14.000 policías, a disposición del Tribunal Supremo Electoral (TSE), están listos para tratar de garantizar el proceso."Cualquier circunstancia de boicotear las elecciones, eso no es correcto", advirtió Santos.De los seis candidatos oficialmente inscritos sólo Santos y Lobo tienen posibilidades de ceñirse la banda presidencial el 27 de enero.Liberales y nacionalistas, junto con los militares que llegaron al poder a través de las armas, han gobernado al país en los últimos 100 años.Los otros canditados --Bernard Martínez del Partido Innovación y Unidad (PINU, socialdemócrata) y Felícito Avila de la Democracia Cristina (DC)--, sólo son comparsas para animar la fiesta.César Ham, del izquierdista Unificación Democrática (UD), miembro del Frente de Resistencia, se halla en la encrucijada de participar o no si antes no se restituye a Manuel Zelaya en el poder.Si no participa, suprime las posibilidades de que UD, que tiene actualmente 5 de los 128 diputados, tenga representación en el Congreso 2010-2014, y si participa apoya las elecciones que se celebrarán, según sus palabras, bajo un "régimen golpista".Por su lado, el dirigente obrero Carlos H. Reyes, el primer candidato independiente que se presenta en la historia de Honduras, ha dejado claro que no participará en los comicios si antes no se restituye a Zelaya.La crisis política ha derivado en conatos de violencia en medio de la campaña electoral.Varios atentados con bomba se han registrado en los últimos días. En la noche del sábado, desconocidos atacaron a tiros un vehículo de la seguridad que acompañaba al fiscal general, Luis Rubí, aunque sin dejar víctimas.La madrugada del sábado explotaron granadas de uso militar, que causaron daños materiales menores en la empresa teléfonica Tigo y la subestación del sistema eléctrico en Pueblo Nuevo, en la capital.Estos ataques se suman a otros perpetrados contra la radioemisora HRN y contra un alcalde de la localidad de La Virtud, a unos 500 km al noroeste de la capital en los que murió el autor del mismo.Zelaya, sin embargo, ha rechazado los atentados y los miembros del Frente de Resistencia insisten en que su lucha es "pacífica" y culpan a militares y policías de querer justificar la represión contra ellos.

Más noticias

0 Comentarios