¿Cambios en el futuro para Big Papi?

Nueva Inglaterra todavía quiere a David Ortiz, pero existe incertidumbre por su futuro con las Medias Rojas de Boston.

¿Cambios en el futuro para Big Papi? ¿Cambios en el futuro para Big Papi?

¿Cambios en el futuro para Big Papi?

“No es cómo uno comienza, es cómo uno acaba.” Si hubiera un frase para justificar el apoyo leal de los Red Sox para su “designated hitter,”  David Ortiz, durante la temporada pasada, ése sería el.

Para nuestro “Big Papi,”  esa declaración se ha convertido en un lema. Y considerando la reputación de Big Papi durante los últimos siete años en Boston, tiene sentido -- él es conocido como acabador. Todo ésos golpes agarrados, todos esos “walk-offs” inolvidables. Papi siempre acaba en grande.

En 2009, él no empezó tan bien, y él no acabó bien tampoco. Él golpeó .230 en abril, .143 en mayo, y no golpeó su primer jonrón hasta el 20 de mayo. Entonces en octubre, él tenía una postemporada que queremos olvidar -- él fue 1- por-12 y no completó  una sola corrida.

Pero dado cómo él acabó la temporada regular, los Sox tienen razón de ser optimistas en 2010. El hecho de que Papi tenía cero corridas el 19 de mayo y tenía 28 en el principio de octubre es asombroso. El hecho de que él lo hizo mientras que luchaba contra los medios de comunicación constantemente, durante la controversia sobre antiguas pruebas de esteroides, e incluso la enfermedad de su padre en la República Dominicana -- es demasiado bueno.

Sus números sobre el curso de la temporada entera le aparecer como el Papi de antes. Con 28 jonrones, 99 corridas, 35 dobles y un porcentaje de “slugging” de .462, él es el mismo “hitter” en que los Sox siempre han confiado. Pero la depresión de dos meses que él aguantó para comenzar 2009 es difícil de olvidar. Uno tiene que preguntarse si Papi se dirige hacia una declinación.

En 2007, él golpeó .332. En '09, golpeó .238.

Más que nadie en la lista de los Red Sox, Papi es una institución. El pensamiento de quitarlo de la formación de Boston es insoportable para muchos en nuestra región. Incluso en mayo, cuando la mayoría de la gente pensó que ya él no podía empeorar, la actitud hacia Ortiz era uno de lealtad, no pánico. Esta ciudad apoyó a su hombre.

Lamentablemente, ese sentimiento no durará para siempre.

Durante la postemporada, los Sox tienen ocasión de reclutar nuevos jugadores - incluyendo a Matt Holliday, Troy Glaus, y Bobby Abreu, y eso sin mencionar el deseo de los Sox de dimitir Jason Bay.

Si uno de estos intercambios se convierte en realidad, Papi podría ser el primer a ir.Papi es en el “asiento caliente” este postemporada. Los Red Sox harán compras activamente para los hitters, y si consiguen uno, él podría estar entre los primeros a ir. Nunca es fácil decir adiós a un icono, pero este icono está acabando el tiempo.

Más noticias

0 Comentarios