Calderón defiende prioridad de guerra antinarcos y participación militar

Al hacer un balance de la mitad de mandato, el presidente mexicano Felipe Calderón defendió este domingo su guerra contra el narcotráfico en la que dijo mantendrá involucrado al Ejército, pese a críticas que culpan a esa estrategia de exarcebar la violencia con 14.000 muertos en tres años.

Al hacer un balance de la mitad de mandato, el presidente mexicano Felipe Calderón defendió este domingo su guerra contra el narcotráfico en la que dijo mantendrá involucrado al Ejército, pese a críticas que culpan a esa estrategia de exarcebar la violencia con 14.000 muertos en tres años."Ha sido y seguirá siendo una prioridad combatir al crimen organizado con todas las fuerzas del Estado, incluyendo las Fuerzas Armadas", señaló tajantemente ante más de un centenar de funcionarios, empresarios y líderes sociales y religiosos, en el Palacio Nacional.Calderón anticipó el balance de la mitad del periodo de seis años, que se cumplen el martes, debido a su viaje a Portugal para participar en la Cumbre Iberoamericana."Hemos golpeado severamente a la criminalidad" y emprendido "una estrategia de fortalecimiento del Estado y liberación de la sociedad" de las consecuencias del crimen organizado, manifestó.Poco después de asumir en diciembre de 2006, tras ser electo por estrecha ventaja, Calderón involucró al Ejército en la persecución de los carteles, para lo cual desplegó unos 50.000 militares especialmente en los estados fronterizos con Estados Unidos.Críticos como Jorge Castañeda, canciller de Vicente Fox -inmediato antecesor de Calderón- señalan que se trata de una estrategia contradictoria que "aumentó la inseguridad, la violencia y el número de víctimas" y no disminuyó el poder de los carteles, envueltos en rencillas intestinas.Según un conteo de prensa esas disputas han provocado más de 14.000 muertos desde 2006, en una ola de violencia que afecta especialmente al norte del país, e involucra a organizaciones tradicionales como los carteles de Juárez, Sinaloa y el Golfo, junto a grupos emergentes como los Zetas y más recientemente el denominado 'La Familia'.Calderón, que como Fox pertenece al derechista Partido de Acción Nacional que sacó del poder en 2000 al Partido Revolucionario Institucional que gobernó México por 70 años, aludió a las críticas señalando que al llegar al poder había encontrado una "situación dramática, producto del dominio paulatino de los delincuentes".El mandatario anunció que la mafia de la droga se ha vuelto "más violenta y mucho más desafiante" y "busca controlar por la fuerza de las armas mercados y territorios", por lo que urgió a buscar una reforma al actual sistema de policía.El presidente dijo que para obtener éxito en la estrategia antinarcos se requiere una policía federal "técnica y operativamente superior a los grupos criminales", y recordó que esta semana inauguró el que se considera el mas moderno centro de inteligencia.Ubicado en un edificio con instalaciones subterráneas, ese centro está dotado con tecnologías que permiten hacer seguimientos satelitales y unificar el control del espacio aéreo y marítimo.Calderón también recordó que, pese a los duros efectos de la crisis financiera mundial, la economía mexicana retomó la senda del crecimiento en el tercer trimestre de 2009 y se recuperará en 2010 de la fuerte contraccón sufrida a comienzos de 2009, así como de la reducción de los ingresos petroleros.El presidente mexicano destacó igualmente el esfuerzo realizado para fortalecer los servicios de salud, que enfrentaron el desafío de la emergencia que desató la aparición de la gripe A H1N1 en abril, que hasta la fecha ha contagiado a 65.099 personas en México, de las cuales 610 murieron.

Más noticias

0 Comentarios