CT: Madre del hombre que mató a 8 empleados en distribuidora de cerveza dijo que la tragedia debe ser utilizada como herramienta de aprendizaje

El agresor de la masacre de Manchester se había quejado de ser víctima de racismo en el trabajo.

La madre del motorista de una distribuidora de cerveza de Manchester, CT que en agosto del 2010 abrió fuego contra sus compañeros de trabajo, matando a ocho de ellos antes de suicidarse, dijo que la tragedia debe ser utilizada como herramienta de aprendizaje, la cual ayude al público a reconocer señales de estrés en el trabajo.

Esta semana, Lillian Holliday, la madre del culpable de la masacre, Omar Thornton, emitió una declaración al Hartford Courant, instando a la gente a "usar este triste incidente como herramienta de aprendizaje, en lugar de tratar de acabar con mi hijo, y burlarse de él o decir que sus denuncias de racismo eran falsas".

El tres de agosto del año pasado, Thornton de 34 años de edad, cometió el violento hecho de sangre luego que a este se le pidiera que renunciara por supuestamente robar cerveza de las instalaciones donde trabajaba. El agresor, quien era de raza negra se había quejado de ser víctima de racismo en el trabajo.

En su llamada telefónica al 911, Thornton se refirió en varias ocasiones a Hartford Distributors como una compañía racista.  Luego del incidente, su novia y miembros familiares indicaron que Thornton se había quejado de discriminación racial en su contra y que este tenía pruebas.

"Probablemente quieres saber la razón por lo que hice esto. Básicamente este es un lugar racista. Aquí me tratan mal. Ellos también tratan a todas las personas negras mal por aquí, así que acabo de tomar control de las cosas en mis propias manos y solucione el problema”, le dijo Thornton al operador de llamadas de emergencias tras llevar a cabo la masacre.

Pero una investigación por parte de las autoridades concluyó no haber pruebas que verificaran esas acusaciones.

Más noticias

0 Comentarios