CIDH archivó denuncia de hijastra que acusó de violación a Ortega

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) archivó una denuncia contra Nicaragua por denegación de justicia por una acusación de violación contra el ahora presidente Daniel Ortega presentada por una hijastra, informó el diario La Prensa este jueves.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) archivó una denuncia contra Nicaragua por denegación de justicia por una acusación de violación contra el ahora presidente Daniel Ortega presentada por una hijastra, informó el diario La Prensa este jueves.La CIDH tomó la medida debido a que la hijastra de Ortega, Zoilamérica Narváez, desistió el año pasado de las acusaciones contre su padrastro, dijo al diario la presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Vilma Núñez, que llevó el caso a la CIDH, con sede en Washington."Al desistir (Narváez del caso), ella está negando prácticamente los hechos y cuando ya no hay víctima, ya no hay ni victimario ni proceso y la Comisión nos comunicó que a petición de ella" se cerraba el caso, explicó Núñez.La CIDH pidió, además, que "por favor no reveláramos los motivos que tuvo (Narváez) para tomar esa decisión", agregó.Narváez, actualmente de 41 años, acusó ante la justicia en 1998 a Ortega de haber abusado sexualmente de ella desde los 11 años hasta que cumplió 19 años, pero un juzgado del Crimen de Managua desestimó los cargos en 2001 por prescripción del delito.El Centro de Derechos Humanos llevó la causa ante la CIDH en 1999 después de que ella "denunció que había sido agredida sexualmente por su padrastro" y pidió que "lleváramos su caso a nivel internacional", dijo Núñez.Afirmó que el año pasado, cuando el caso estaba a punto de ser resuelto por la CIDH, Narváez "sin siquiera avisarnos, decidió desistir"."Nos duele su decisión", porque "no solamente arriesgamos empeño, compromiso, sino que hasta la vida y nos sentimos defraudados cuando una víctima o una persona en esas circunstancias retrocede", expresó Núñez.La justicia nicaragüense anuló la acusación tras un expedito juicio contra Ortega, entonces líder opositor, que renunció voluntariamente a su inmunidad como diputado para someterse al proceso.Ortega nunca se pronunció sobre los cargos imputados por su hijastra, los cuales fueron rechazados públicamente por su esposa y madre de la denunciante, Rosario Murillo.

Más noticias

0 Comentarios