CIA sabía que militares salvadoreños matarían a jesuitas españoles (prensa)

La CIA y los servicios secretos españoles sabían que los militares salvadoreños iban a matar a seis jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA) y dos mujeres en El Salvador hace 20 años, según el diario español El Mundo de este domingo.

La CIA y los servicios secretos españoles sabían que los militares salvadoreños iban a matar a seis jesuitas de la Universidad Centroamericana (UCA) y dos mujeres en El Salvador hace 20 años, según el diario español El Mundo de este domingo."El Departamento de Estado norteamericano, la CIA y los servicios de inteligencia españoles, el antiguo Cesid, tenían información de que el padre Ignacio Ellacuría, jesuita, rector de la Universidad Centroamericana (UCA) y defensor de la Teología de la Liberación, estaba en peligro y de que el Ejército salvadoreño iba a atentar contra su persona", según el diario.Esto lo prueban "una serie de documentos de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, que han sido desclasificados recientemente y que serán aportados en las próximas fechas" a la justicia española, que investiga el asesinato, añade.Eloy Velasco, juez de la Audiencia Nacional, principal instancia penal española, admitió en enero de este año una querella presentada por dos organizaciones de derechos humanos por la muerte de los jesuitas españoles.La justicia española investiga por ello a 14 militares salvadoreños y al ex presidente salvadoreño Alfredo Cristiani, denunciado por "encubrir" el crimen.El 16 de noviembre de 1989, miembros del batallón Atlacatl del ejército salvadoreño asesinaron en San Salvador a los sacerdotes hispano-salvadoreños Ignacio Ellacuría, rector de la Universidad Centroamericana (UCA), y al vicerrector, Ignacio Martín Baró, a otros tres religiosos españoles y uno salvadoreño y a una trabajadora doméstica y su hija.Los documentos de la CIA que acaban de ser desclasificados los entregarán al juez Karen Doyle, analista del Archivo de Seguridad Nacional de la Universidad George Washington, y Terry Karl, profesora de la Universidad de Sanford, según el diario.Ambas declararán ante el juez español como testigos, así como, en los próximos días, "dos altos cargos de la Justicia salvadoreña, cuyos nombres se mantienen de momento en secreto", pero que según el diario son "de muy alto rango".Se espera que con la nueva documentación, el juez pueda "citar a declarar al representante" de los servicios secretos españoles de entonces en El Salvador y a "altos cargos salvadoreños" de la época, según la fuente.El miembro de los servicios secretos españoles destinado en el país entonces, interrogado por El Mundo, respondió que ni él ni Estados Unidos sabían del crimen.Por él fueron juzgados nueve militares, entre ellos el director de la Escuela Militar de San Salvador, el coronel Guillermo Alfredo Benavides, condenado a 30 años de cárcel y liberado en 1993 tras promulgarse la ley de amnistía que perdonó todas las atrocidades cometidas durante la guerra civil en El Salvador (1980-1992).En 2001, información desclasificada de la CIA contribuyó a investigar el asesinato del arzobispo Oscar Romero también en El Salvador en 1980 a manos del ejército.

Más noticias

0 Comentarios