La CAN-2010, punto de partida del gran año del fútbol africano

La Copa de África de Naciones (CAN), que arranca el domingo en Angola, abrirá el año futbolístico más importante del continente, coronado en junio y julio por la cita más esperada: la disputa por primer vez en su suelo del Mundial absoluto, con Sudáfrica como país anfitrión.

La Copa de África de Naciones (CAN), que arranca el domingo en Angola, abrirá el año futbolístico más importante del continente, coronado en junio y julio por la cita más esperada: la disputa por primer vez en su suelo del Mundial absoluto, con Sudáfrica como país anfitrión.Tras albergar en 2009 la Copa de las Confederaciones, también en territorio sudafricano, y los Mundiales Sub-20 y Sub-17 en Egipto y Nigeria, respectivamente, el balón sigue rodando y Angola 2010 será el último gran evento de repercusión internacional antes del examen final.Tanto para los angoleños como para los sudafricanos, 2010 supone una oportunidad magnífica también desde el punto de vista económico y de las infraestructuras generales y deportivas.Sudáfrica contará con modernas y actualizadas instalaciones, mientras que Angola ha invertido para la CAN 600 millones de dólares (419 millones de euros) en la construcción de cuatro estadios, a través de empresas chinas. Los recintos, finalizados a última hora, fueron inaugurados en el mes de diciembre.Pero los dos países del sur del continente se examinarán también en aspectos como la seguridad, los transportes o su capacidad hotelera.En el período 2005-2010, Sudáfrica ha dispuesto de 16.000 millones de dólares (11.173 millones de euros) para mejorar sus vías de transporte, uno de los aspectos más criticados durante la Copa de las Confederaciones, en junio del pasado año.Un éxito organizativo y en cuestiones de imagen contribuiría a mejorar las expectativas de ingresos por turismo en el futuro. Sudáfrica, que ya es el primer destino continental, se ve afectada a menudo por los temores de inseguridad y por las desigualdades heredadas de los años del 'apartheid'.Angola, por contra, es actualmente uno de los países con menor presencia de turistas extranjeros y quiere romper con el recuerdo de su largo conflicto civil, que asoló su territorio durante décadas (1975-2002).La Federación Internacional (FIFA) ha reiterado en los últimos años su deseo de que 2010 marque un antes y un después para el fútbol africano y para los habitantes del lugar, rompiendo con la tendencia al 'afropesimismo' y demostrando al mundo su potencial y capacidad de superación.El Mundial absoluto fue otorgado por un criterio de rotación de continentes, que fue posteriormente abandonado, pero también por motivos políticos, ya que hasta el momento todos los continentes, con la excepción de Oceanía, habían acogido la gran fiesta del fútbol.Para la FIFA, este año supone además un escaparate inmejorable para sus proyectos de desarrollo, como el programa 'Gol' para mejorar las infraestructuras deportivas o la iniciativa 'Ganar en África con África', que busca fines sociales y humanos a través del fútbol.En el plano deportivo, las esperanzas del continente parecen estar depositadas en Camerún, Costa de Marfil y Nigeria, aunque éstas dos últimas tendrán que cruzarse en el grupo de la primera fase con rivales complicados, incluidos los dos gigantes sudamericanos.Los 'Elefantes' marfileños no lo tendrán fácil contra Brasil, Portugal y Corea del Norte, mientras que las 'Águilas' nigerianas volarán junto a la Argentina de Diego Maradona y Lionel Messi, la ex campeona europea Grecia y la imprevisible Corea del Sur, presencia habitual en las fases finales.Tras brillar en las competiciones juveniles, incluido el éxito de Ghana en el último Mundial Sub-20 en 1999, el desafío es ahora asombrar al mundo y la CAN de Angola se presenta como una ocasión propicia para empezar a reivindicar el fútbol africano y la pujanza del continente.

Más noticias

0 Comentarios