¿Buscando ser bella?

Hoy en día la modernidad nos presenta patrones de imagen inalcanzables que son responsables, en gran parte, de que muchas mujeres no tengan identidad propia

Hoy más que nunca la mujer ha tomado un lugar protagónico en todas las áreas. Cuando a inicios del siglo pasado todavía el papel de la mujer en el campo laboral, deportivo, financiero, etc.  era cuestionado, hoy en día parece haber quedado muy atrás esa represión.

La mujer de hoy, además de tener la oportunidad de sobresalir prácticamente en cualquier área que se lo proponga, tiene unas fuertes exigencias de vida e imagen que deben ser llenadas. 

Muchas mujeres se forzan a sí mismas a llenar las expectativas que el mundo globalizado de hoy les requiere. Con esos desfiles de moda que en un dos por tres le dicen al mundo entero lo que hoy está de moda, y qué imagen deben adquirir para ir junto con la corriente. Con esas figuras públicas que imponen un estilo que todos quieren seguir... claro que las mujeres hacen hasta lo imposible por estar en la corriente que la mercadotecnia, en todo su esplendor, dicta. Desafortunadamente, la mayoría de esos parámetros son inalcanzables para la gran mayoría y esto produce resultados catastróficos como depresión, ansiedad, anorexia, bulimia y hasta la muerte.

Tiene algo de malo querer lucir bien? Por supuesto que no. Lo malo sucede cuando el concepto de "bien" que masivamente se presenta no esta hecho para ti. Entonces probablemente comienzas a matarte de hambre por adquirir una complexión que no es saludable, te endeudas comprando lo que el último diseñador dice que debes vestir, te sometes a cuantas cirujías puedes recurrrir en el noble e ingenuo pensamiento de que de esa forma te verás mejor, tendrás mejor autoestima, etc.,etc.,etc, todas las justificaciones que existan para tratar de ser todo, menos lo que tú eres en realidad. Y aquí comienza el grave problema. Miles de mujeres pierden su verdadera identidad buscando aceptación mediante convertirse en lo que no son, pero que a alguien algún día se le ocurrió que las mujeres (todas) así deberían ser. Entonces te frustras porque no te ves como la modelo de la revista o  como la artista de la televisión.

Querida amiga, no pierdas tu identidad, tu escencia... porque hay alguien que te diseño con tanto cuidado que, de hecho, no hizo a nadie más igual a ti. Resalta lo hermoso que tengas y vive plena y feliz. Tienes que amarte hoy porque nadie sabemos si mañana continuaremos aquí. No gastes tu vida, ni tu dinero buscando parecerte a alguien más, ni siquiera tienes que seguir los parámetros de la "moda" porque no se pensaron basados en tus características únicas.

Te has puesto a pensar que muchas veces quienes quieren diseñar una imágen para la gente ni siquiera han aceptado el diseño que Dios el Creador les dió: hombre y mujer.

Te sorprenderías de saber que mujeres hermosas de la moda y la televisión tampoco se sienten seguras de sí mismas, ni tienen estabilidad emocional como tú lo crees. El valor a lo que eres, la integridad, la fidelidad, la estabilidad y la felicidad, no se compran con dinero... son un regalo de Dios.

A veces algo duro que has enfretado quizá te haga sentir que no tienes valor y que no eres bella, pero déjame decirte algo: las circunstancias nunca deben definir lo que eres, porque son sólo eso, circunstancias. Cuando comprendas que Dios te creo con sumo cuidado, con tus lunares, quizá con tus pecas, pero que te hizo un diseño único podrás amar lo que eres.
Cuando tú aprendes a verte hermosa, le enseñas a la gente a tú alrededor a hacer lo mismo y te comienza a ver hermosa. 

Más noticias

0 Comentarios