Buscan combatir la violencia doméstica

Intentan facilitar el levantamiento de cargos contra el abusador y arrestarlo para incrementar la seguridad de la víctima.

Silvia Viais ve las fotos de mejores tiempos que en realidad no lo eran tanto.

“Porque decía que quería a la niña y que iba a cambiar”, dice Silvia Viais.

Tuvo 3 hijos y vivió 18 años con un esposo a quien describe como dominante y verbalmente abusivo.

“Siempre discutíamos por los niños, yo siempre le decía: mira háblales con amor, con respeto, gánatelos”, agrego Viais.

Hasta que un día hace ya 4 meses quiso ganárselos a punto de pistola.

“Él me puso la pistola en la cabeza y les dijo ¿tú valoras a tu madre?”, añade Silvia Viais.

Fueron 6 horas de terror que terminaron con el suicidio de su esposo y con el trauma de una familia completa.

A pesar que a nivel nacional casos como este son citados como un ejemplo del incremento de la violencia domestica los reportes de cargos criminales al respecto varían según la jurisdicción. 

 “Un incremento de 18% en los cargos criminales que se han aceptado”, comenta Elizabeth Batten, Trabajadora Social.

Es por eso que agencias de todo el país están buscando maneras de agilizar el trámite agregando más personal,  fondos adicionales del gobierno, que permitirán por ejemplo la contratación de un Fiscal adicional y 2 trabajadores sociales en San Francisco mientras que en Houston el número de Consejeros en la oficina del Concejal del Distrito aumentaron un 3 % la última década.

También están contratando funcionaros políglotas y  ofreciendo asesoría.

“Pero han visto que lo que más les afecta a las víctimas es el servicio de la policía”, argumenta Batten.

Razón por la cual en varias ciudades están agregando policías a las unidades de violencia familiar de la procuraduría porque las quejas civiles, al demorarse entre 2 y 6 semanas, a veces llegan muy tarde.

“Nosotros queremos facilitar que se puedan levantar cargos en contra de esa persona y arrestarlo para incrementar la seguridad de la víctima”, dice Elizabeth Batten.

Algo que es vital, según Alma González quien ha sido testigo de muchos casos de violencia doméstica y quien sabe bien que las promesas del abusador o abusadora raramente se cumplen.

“Tiene que haber un castigo si no la persona no cambia, por que la violencia luego viene más frecuente y más violenta”, menciona Alma González.

“Que no permita que pase algo grave para actuar, que no tengan miedo, yo tuve miedo y me arrepiento”, aconseja Silvia.

Más noticias

0 Comentarios