Buena Vista Social Club y Omara cantan para los futuros músicos cubanos

El famoso proyecto musical Buena Vista Social Club y su diva, Omara Portuondo, se reunieron este martes en La Habana, después de varios años sin actuar en la isla, para cantar a los estudiantes de música de la Escuela Nacional de Arte, un relevo al que entregaron su mejor arte.

El famoso proyecto musical Buena Vista Social Club y su diva, Omara Portuondo, se reunieron este martes en La Habana, después de varios años sin actuar en la isla, para cantar a los estudiantes de música de la Escuela Nacional de Arte, un relevo al que entregaron su mejor arte."Esta música tradicional cubana no ha de morir jamás", dijo Portuondo quien a sus 79 años conserva su potente y armoniosa voz, que le hizo ganar recientemente un Grammy Latino y ser nominada para el Grammy tradicional.El concierto devino homenaje a los fundadores del proyecto en 1996, que ya han muerto: Francisco Repilado (Compay Segundo), Ibrahim Ferrer, Manuel Licea (Puntillita), Pío Leyva, Rubén González y Orlando López (Cachaíto), recordados con canciones que interpretaron en su día.Formados a instancias del compositor y guitarrista estadounidense Ry Cooder y el músico cubano Juan de Marcos, el Buena Vista reunió transitoriamente a unos 12 músicos sobrevivientes de la época de oro de la música cubana en las décadas de los 40 y 50 del siglo pasado.Cada uno de los músicos tenía y tienen sus agrupaciones cotidianas, las que dejan temporalmente para grabar o actuar con el proyecto.La fama vino tras dos "concertazos" en 1998, uno en Nueva York y otro en Ámsterdam, del primero de los cuales salió un documental con el mismo nombre del director alemán Win Wenders, que ganó 15 premios internacionales, y universalizó al proyecto.Desde noviembre de 1999, sus fundadores no se reunían en Cuba, aunque la orquesta que acompañaba a Ferrer adoptó hace un año el nombre y desde entonces ha ganado ciertos espacios."Buena Vista es un sólo aire, llegó para quedarse y para que las generaciones más jóvenes asuman en legado que nosotros les estamos dando", dijo el timbalero Amadito Valdés (63), junto al trompeta Guajiro Mirabal, ambos fundadores.Interrogada si viajaría nuevamente a Estados Unidos para la premiación del Grammy, como fue a recibir el latino, Portuondo dijo: "no creo que pueda ir, con el tiempo y el trabajo que tenemos, aunque me parece muy bueno que nos hayan nominado".

Más noticias

0 Comentarios