Bruselas concede a España prórroga hasta 2013 para corregir déficit público

La Comisión Europea concedió este miércoles a España el año suplementario que había solicitado, hasta 2013, para corregir su déficit excesivo que triplica el techo autorizado del 3% del PIB, pero los expertos juzgaron la prórroga de insuficiente y la meta, irrealizable.

La Comisión Europea concedió este miércoles a España el año suplementario que había solicitado, hasta 2013, para corregir su déficit excesivo que triplica el techo autorizado del 3% del PIB, pero los expertos juzgaron la prórroga de insuficiente y la meta, irrealizable.Algunos economistas sostienen incluso que la vuelta a la disciplina presupuestaria sólo podría hacerse comprometiendo la recuperación económica durante los próximos cinco años en España, sumida en una profunda crisis.España, junto a Francia, Gran Bretaña e Irlanda, obtuvo el miércoles una prórroga para hacer sus deberes después de que la Comisión Europea estimara eficaz la política que los cuatro emprendieron en los últimos seis meses contra el déficit.Las condiciones económicas desfavorables, que han obligado a los gobiernos a desembolsar decenas de miles de millones de euros, han "permanecido", pero estos países han tomado "medidas eficaces" que justifican el beneficio de un año suplementario, dijo el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia.Las nuevas fechas límite para reducir el déficit público por debajo del 3% del Producto Interior Bruto (PIB), según exige el Pacto de Estabilidad europeo, son 2013 para España y Francia, 2014 para Irlanda y 2015 para Gran Bretaña."España me ha agradecido" esta concesión, aseguró el comisario Almunia, defendiendo que los nuevos plazos "son además de idóneos, realistas".La ministra española de Economía, Elena Salgado, anticipó el martes en Bruselas que sería "razonable" obtener el plazo de un año.Pero España, uno de los países más afectados por la crisis económica, se enfrenta a un déficit público descomunal: la Comisión Europea prevé que éste se coloque en 10,1% del PIB en 2010 y en 9,3% en 2011, frente al 6,9% y 6,5% que proyecta para el conjunto de la Eurozona.Con estas previsiones en la mano, para algunos expertos el objetivo de 2013, pese a representar una mejora respecto a 2012, es simplemente imposible."Todas estas fechas límite son irrealizables", a no ser que se pague el precio de una nueva "recesión económica", advirtió a la AFP Sylvain Boyer, economista de Natixis.En el caso de España, cuyo "crecimiento potencial es del 2% anual tras el estallido de la burbuja inmobiliaria", reducir el déficit del 10 al 3% en los próximos cinco años no se puede hacer "sin un estancamiento económico", según Boyer.Los plazos de la Comisión "corren el riesgo de no ser creíbles", declaró por su parte a la AFP Jean Pisani-Ferry, director del instituto europeo Bruegel, un 'think tank' basado en Bruselas."España padece una crisis particularmente violenta", debido al hundimiento del sector inmobiliario y a la crisis mundial que le afecta en muchos planos como el comercial, recordó este experto.En sus recomendaciones, la Comisión Europea estima que España deberá "garantizar" a partir de 2010 un esfuerzo presupuestario anual equivalente a 1,75 puntos porcentuales del PIB para cumplir con la meta de 2013."Esto es necesario también para detener el crecimiento del endeudamiento público", que desde menos del 40% registrado en 2008, se prevé que supere el 60% en 2010, según la Comisión.Desde Bruselas, "se anima" además al gobierno español a proseguir la reforma de sus sistemas de pensiones y de salud pública para atajar los riesgos que amenazan la "sostenibilidad a largo plazo de su hacienda pública", indica un comunicado.El calendario presentado el miércoles por el ejecutivo comunitario deberá ser aprobado ahora por los ministros de Finanzas de la Unión Europea.

Más noticias

0 Comentarios