Brown en visita sorpresa a Afganistán insta a lucha común contra talibanes

El primer ministro británico Gordon Brown, en visita sorpresa al feudo de la insurgencia en el sur de Afganistán, instó el domingo a un esfuerzo "conjunto" de las fuerzas internacionales y afganas para luchar contra los talibanes.

El primer ministro británico Gordon Brown, en visita sorpresa al feudo de la insurgencia en el sur de Afganistán, instó el domingo a un esfuerzo "conjunto" de las fuerzas internacionales y afganas para luchar contra los talibanes.Brown llegó en visita sorpresa a Afganistán dos semanas después de haber anunciado el envío de 500 soldados británicos suplementarios, en la estela del refuerzo de 30.000 efectivos estadounidenses anunciado por Washington."Creo que es muy importante decir que el esfuerzo conjunto de las fuerzas aliadas con el gobierno afgano es la vía para derrotar a la insurgencia, la forma de impedir que Al Qaida tenga un espacio operativo en Afganistán", dijo Brown en conferencia de prensa conjunta con el presidente afgano, Hamid Karzai."Los próximos meses van a ser decisivos", aseguró.Brown mantuvo conversaciones con Karzai en la base militar de Kandahar, una provincia del sur de Afganistán que es feudo de los talibanes.Esta provincia es escenario de las más duras batallas para las fuerzas internacionales desde 2001, año en que Afganistán fue invadido por una coalición dirigida por Estados Unidos que derrocó al régimen de los talibanes.Brown llegó la noche del sábado al domingo a Afganistán en una visita que fue mantenida secreta por Downing Street, oficina del Primer ministro.Con los 500 soldados suplementarios británicos cuyo envío confirmó Brown a principios de diciembre, el contingente británico en Afganistán pasará a 9.500 (más de 10.000 si se incluyen a las fuerzas especiales).Las tropas británicas son ya las más importantes en cantidad en Afganistán, después de las de Estados Unidos, que pasarán a 100.000 con el refuerzo de 30.000 soldados decidido por el presidente Barack Obama.Reelegido en agosto tras unas controvertidas elecciones, con sospechas de fraudes masivos, el presidente afgano -a quien sus aliados occidentales exhortan a luchar contra la corrupción- reconoció que "Afganistán, desde luego, debe hacer más"."Necesitamos un gobierno que responda a las necesidades del pueblo afgano. Es nuestra responsabilidad y tomaremos medidas", dijo Karzai.Londres albergará el 28 de enero una conferencia internacional sobre Afganistán, dedicada especialmente a asegurarse el envío de refuerzos por parte de otros miembros de la coalición.Los miembors de la OTAN ya se comprometieron a enviar al menos a 7.000 soldados suplementarios.La mayoría de los soldados de Gran Bretaña están desplegados en la provincia de Helmand. 100 soldados británicos han muerto en Afganistán desde inicios de año, mientras este conflicto es cada vez más impopular en el Reino Unido.

Más noticias

0 Comentarios