Brown afirma que varios países secuestraron la cumbre del clima y China responde

El primer ministro británico, Gordon Brown, acusó este lunes a un "puñado de países", sin precisar cuáles, de haber "tomado como rehén" las negociaciones sobre el clima en la reciente conferencia de Copenhague, mientras el primer ministro chino, Wen Jiabao, defendió el papel "importante y constructivo" de su país en la capital danesa.

El primer ministro británico, Gordon Brown, acusó este lunes a un "puñado de países", sin precisar cuáles, de haber "tomado como rehén" las negociaciones sobre el clima en la reciente conferencia de Copenhague, mientras el primer ministro chino, Wen Jiabao, defendió el papel "importante y constructivo" de su país en la capital danesa. En un mensaje difundido por su oficina, Brown advirtió en un 'podcast' (archivo digital de sonido) que se divulgará en las próximas horas, que se deben "aprender las lecciones" de las duras negociaciones que se llevaron a cabo en Copenhague. "Nunca más deberíamos afrontar el punto muerto que amenazó con hacer fracasar esas negociaciones", declaró el primer ministro británico. "Nunca más deberíamos dejar que sólo un puñado de países tome como rehén un acuerdo global hacia un futuro más verde", agregó Brown, sin nombrar a estos países. El domingo, su ministro de Medio Ambiente, Ed Miliband, acusó directamente a China de haber bloqueado todos los intentos para hacer vinculante un acuerdo sobre la reducción de emisiones de CO2.Brown admitió en su mensaje que las negociaciones "no fueron fáciles" y que hacia el final temió que el proceso fracasara y no hubiera acuerdo. "Finalmente, pudimos romper el punto muerto y, en un avance nunca visto antes a esta escala, asegurar un acuerdo de la comunidad internacional", agregó Brown. "Pero esto no puede ser el final. De hecho, esto es sólo el principio y debemos ir todavía más lejos".Por su parte, en una entrevista con la agencia de prensa oficial China Nueva, el primer ministro chino respondió este lunes a las acusaciones de que su país fue uno de los grandes responsables de los exiguos frutos de la cita, asegurando que tuvo un papel "importante y constructivo para hacer avanzar las negociaciones de Copenhague y llegar a los actuales resultados".China se expresó con "gran sinceridad y desplegó todos sus esfuerzos" en la cumbre, afirmó Wen Jiabao, según los extractos de la entrevista publicados en el sitio 'web' del Ministerio de Exteriores chino. El Acuerdo de Copenhague estableció "objetivos a largo plazo" para abordar el cambio climático. "Éste es el resultado de los esfuerzos de todas las partes y tiene una amplia aprobación. Esto no resultó fácil y debe valorarse", concluyó el primer ministro. El Acuerdo alcanzado en la conferencia que terminó el sábado en Copenhague es un acuerdo de mínimos que permite por primera vez enrolar a todos los grandes países contaminantes -tanto industrializados como emergentes- en la lucha contra el cambio climático, pero sin fijar metas ambiciosas ni un marco vinculante.

Más noticias

0 Comentarios