Brawn GP y Button campeones, Ross Brawn por las nubes

La consagración de Jenson Button y de la escudería Brawn GP como campeones Fórmula 1 en 2009, el domingo en el Gran Premio de Brasil, marca el triunfo de Ross Brawn, ingeniero incomparable, propietario del equipo, y sin quien semejante imposición hubiese sido imposible.

La consagración de Jenson Button y de la escudería Brawn GP como campeones Fórmula 1 en 2009, el domingo en el Gran Premio de Brasil, marca el triunfo de Ross Brawn, ingeniero incomparable, propietario del equipo, y sin quien semejante imposición hubiese sido imposible.El británico bien puede felicitarse de haberse esforzado para retomar la escudería Honda luego de que el constructor japonés anunciara su retiro de la F1 en diciembre. Varios compradores fueron analizados por Honda, pero finalmente Brawn se quedó con el equipo a pocas semanas del inicio de la temporada.El antiguo director técnico de Honda sabía que los japoneses habían sacrificado la temporada de 2008 para desarrollar el monoplaza que iba a competir un año más tarde.El precio de la venta nunca fue divulgado, aunque las partes señalaron a la prensa que la operación implicaba una libra esterlina simbólica.Honda, que justificó entonces su retiro de la categoría mayor del automovilismo en razones financieras, debe morderse los dedos porque desde sus primeras evoluciones la Brawn GP se mostró insuperable."No sabemos cuanta gasolina llevan en sus tanques, pero nosotros hasta rodando sin combustible no podríamos hacer esos tiempos", dijo entonces sorprendido el español Fernando Alonso (Renault)"Arriba del todo, muy por encima de nosotros, está Brawn GP", reconocía de su lado Nico Rosberg (Williams).La primera prueba de la temporada puso las cartas boca arriba: doblete al triunfar en clasificación y carrera, sinónimo de primera victoria para Jenson Button. "Es la primera vez que vi a Ross sin voz ", recordó el jueves el piloto británico.Bajo las órdenes del 'oso gordo', sobrenombre que le otorgó el entorno por su barba y su aspecto de hombre bonachón, Brawn GP, a ejemplo de Toyota y Williams, explotó una falla en el reglamento para equipar a sus monoplazas con un difusor doble, que proporciona mejor desempeño.El resto de las escuderías no pudo recuperarse de ese golpe y Button obtuvo seis de las siete primeras pruebas del calendario acumulando además una reserva de puntos que el domingo le permitió alcanzar la consagración en Interlagos a falta de un Gran Premio por disputar."Este equipo no existiría si Ross no estuviese acá. Ese tipo merece una medalla. Ganó numerosos campeonatos y vivió temporadas difíciles. Me ha ayudado mucho", elogió Button."Pero ganar un título con su propia escudería es mucho más fuerte que todo lo demás que ha vivido", agregó."Es un líder perfecto para un equipo como este", sentenció el ex propietario de escudería, Eddie Jordan. "Sabe como crear un auto rápido y ganador. Sabe como dirigir un equipo, un garage y un piloto porque hizo todos los trabajos dentro de una escudería", recordó Jordan al evocar a Brawn, vencedor de siete títulos de constructores y pilotos como director técnico de Benetton (1992-1996) y luego de Ferrari (1997-2006), durante la era de Michael Schumacher.

Más noticias

0 Comentarios