Brasil y Argentina, sin acuerdo por tensión comercial, aumentarán contactos

Los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, y Cristina Kirchner, de Argentina, no alcanzaron acuerdos concretos este miércoles sobre los recientes roces comerciales de los dos países, y resolvieron intensificar los contactos bilaterales en busca de soluciones.

Los presidentes Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, y Cristina Kirchner, de Argentina, no alcanzaron acuerdos concretos este miércoles sobre los recientes roces comerciales de los dos países, y resolvieron intensificar los contactos bilaterales en busca de soluciones.La declaración conjunta emitida luego de reuniones sostenidas en Brasilia no hace menciones de fondo a las diferencias comerciales por la aplicación de mecanismos de licencias previas de importación, pero señala que decidieron intensificar los contactos entre sus ministros."Hemos decidido con el presidente Lula que nuestros ministros de Relaciones Exteriores, Hacienda, e Industria y Comercio se reúnan cada 45 días, alternadamente en cada país, para poder tratar de los problemas que eventualmente surjan", dijo Kirchner en un discurso luego de reunirse con su anfitrión.La declaración apenas menciona genéricamente la decisión de "instruir a los sectores responsables de las respectivas Cancillerías a reunirse por lo menos dos veces al año para evaluar la situación del comercio bilateral".En los últimos meses hubo varias reuniones técnicas en medio de fuertes tensiones por la aplicación de licencias no automáticas por parte de Buenos Aires (que atrasan el proceso de exportación), y medidas brasileñas, la última de las cuales fue detener importaciones argentinas de productos agropecuarios y parar en la frontera camiones cargados con mercancías perecederas.Lula y Kirchner trataron de ser conciliadores al expresarse luego del encuentro."A pesar de dificultades, que algunos tratan de exagerar, estamos maduros para enfrentar, de forma solidaria, los desafíos que nos deben unir, y jamás separarnos", dijo Lula tras poco menos de tres horas de reuniones.Por su parte, Kirchner llamó a que los dos países muestren "suficiente inteligencia para ver el conjunto, el todo" y no se dejen "vencer por pequeñas diferencias".Un negociador de la delegación argentina que pidió el anonimato dijo a la AFP que "la negociación de fondo, para ir solucionando los problemas por las (licencias) previas, no avanzó. Hubo una conversación franca, pero en la cuestión de fondo no se ha podido avanzar".Las dos delegaciones "discutieron otro documento, sobre comercio bilateral, que quedó lleno de párrafos entre corchetes (indicando que no fueron aprobados por las dos partes), y por ello un grupo va a seguir negociando", dijo el alto funcionario.La existencia de ese documento que aún será objeto de negociaciones fue confirmada por el ministro brasileño de Industria y Comercio, Miguel Jorge, quien evitó ofrecer cualquier detalle adicional sobre su contenido.Por su parte, el asesor de Lula para asuntos internacionales, Marco Aurélio García, dijo a la prensa que las "diferencias comerciales con Argentina son en gran medida naturales porque son dos economías fuertes. La mejor solución es avanzar en la integración productiva".Lula llegó a sugerir que en su próximo viaje a Argentina llevará con él empresarios brasileños dispuestos a hacer inversiones en territorio argentino para producción de mercaderías que serán exportadas a Brasil.De acuerdo con García, una de las empresas brasileñas interesadas en un proyecto de esa naturaleza es la gigante de minería Vale, con la posibilidad de explotar potasio en Argentina para su posterior exportación a Brasil.La visita oficial de Kirchner a Brasil se inscribe en el mecanismo de encuentros periódicos adoptado por ambos gobiernos. Lula y Kirchner decidieron este miércoles llevar la periodicidad de las cumbres bilaterales a 90 días.

Más noticias

0 Comentarios