Bolivia: Evo Morales recorre feudo derechista al mando de un tractor

El presidente boliviano, Evo Morales, en campaña para la elección del 6 de diciembre, recorrió este domingo al mando de un tractor la ciudad de Santa Cruz, un bastión de la derecha que el año pasado ni siquiera podía visitar debido a la oposición feroz a su gobierno.

El presidente boliviano, Evo Morales, en campaña para la elección del 6 de diciembre, recorrió este domingo al mando de un tractor la ciudad de Santa Cruz, un bastión de la derecha que el año pasado ni siquiera podía visitar debido a la oposición feroz a su gobierno."Estoy impresionado por tanto apoyo", fueron las primeras palabras del mandatario al ver una caravana de centenares de automóviles, buses de pasajeros y vagonetas que le siguieron desde su llegada al aeropuerto doméstico El Trompillo, casi en el centro de esta ciudad, al este del país.Santa Cruz, capital económica de Bolivia, tiene un liderazgo político, cívico y empresarial abiertamente adverso al mandatario, pero sus dirigentes han perdido parte de un poder que les permitió una resistencia contra el mandatario, hasta el punto de que éste no pudo hacer allí campaña para el referendo revocatorio de agosto de 2008.Un mes más tarde Santa Cruz encabezó una cadena de protestas cívicas en cinco de las nueve regiones del país, como la toma de aeropuertos domésticos y el saqueo de oficinas públicas que -según el Gobierno de Morales- buscaban un golpe de estado.Los desmanes amainaron sin que los rebeldes obtuvieran la atención de sus demandas, como una mayor autonomía política y económica del Gobierno central y asignación de recursos económicos, lo que permitió al mandatario indígena reasumir la iniciativa política para intentar conquistar electoralmente Santa Cruz.Ahora todo ha cambiado: "hemos perdido el miedo, la gente ha perdido el miedo y ahora sale a mostrar su simpatía por el presidente", explica a la AFP Saúl Avalos, dirigente del partido de Morales, el Movimiento Al Socialismo (MAS).Este domingo la caravana del mandatario hace un recorrido por seis distritos electorales, en cada uno de los cuales "se han programado mitines para proclamar a Morales como candidato presidencial", explica a la AFP Gabriela Montaño, postulante a senadora por el MAS.Morales conduce en persona un tractor marca Massey Ferguson que su equipo de campaña electoral ha facilitado para recorrer los primeros tramos de un recorrido de unos 80 kilómetros por la ciudad de Santa Cruz, de unos 1,8 millones de habitantes.Mientras transita por la capital, la gente sale a mostrar su apoyo al mandatario, aunque la ruta privilegia sectores marginales, donde Morales es idolatrado hasta el delirio.Mujeres, niños y ancianos, durante los primeros tramos de la ruta, salen de sus casas a saludar a Morales, una mayoría con banderas azul, blanca y negra -los colores del MAS- y unos cuántos con la multicolor wiphala, el ajedrezado símbolo de los indígenas bolivianos.El presidente levanta la mano a todos y saluda mientras varios jóvenes de 15 a 17 años lo escoltan a trote ligero, sin fatigarse, en el clima usualmente caluroso de Santa Cruz."Evo te queremos", dice el letrero que muestran desde una casa de dos pisos tres niños de unos 5 a 7 años, en el Barrio El Palmar, habitada por gente pobre y migrantes del occidente, cuando Morales llega al lugar.Entretanto un locutor del partido gobernante, micrófono en mano y ayudado por poderosos altoparlantes, arenga a los vecinos. "íEl presidente está aquí, está en Santa Cruz! grita varias veces, mientras se escucha una pegajosa canción proselitista."Más, más, más, todos somos más", dice la letra de la canción, en ritmo de morenada.La caravana sigue sin incidentes, en un intento por copar Santa Cruz, un apetitoso escenario electoral, por su peso político y económico.De cualquier modo, el entusiasmo no esconde que de los nueve departamentos bolivianos, Santa Cruz -que produce cerca de una cuarta parte del PIB del país- es el que menos simpatías tiene por Morales.Aunque Morales tiene prácticamente asegurada la reelección con un 52% a nivel nacional, en Santa Cruz su popularidad apenas alcanza un 25%.

Más noticias

0 Comentarios