Bogotá deportó a Venezuela guardias capturados y Chávez responde con ataques

El servicio de inteligencia e inmigración colombiano (DAS), deportó a Venezuela a cuatro miembros de la Guardia Nacional capturados en este lado de la frontera, en un gesto que fue respondido por Caracas con una nueva arremetida contra el presidente Alvaro Uribe.

El servicio de inteligencia e inmigración colombiano (DAS), deportó a Venezuela a cuatro miembros de la Guardia Nacional capturados en este lado de la frontera, en un gesto que fue respondido por Caracas con una nueva arremetida contra el presidente Alvaro Uribe."Los miembros de la Guardia Nacional fueron entregados el sábado en la tarde a autoridades de Venezuela", precisó una fuente del DAS a la AFP, señalando que de esa manera se cumplió con lo ordenado por Uribe luego de que él mismo informara sobre la detención de los efectivos.El sábado, el mandatario dijo que los uniformados serían entregados a las autoridades de su país, "con toda la decencia, como corresponde", y en un gesto hacia el país vecino, les pidió que llevaran el mensaje de que "aquí hay afecto por el hermano pueblo de Venezuela. Que ese afecto que tenemos es un afecto inquebrantable".Incluso, en un comunicado, el DAS recordó que en las últimas dos semanas sumaban ya cinco los efectivos de venezolanos retenidos en Colombia y devueltos a las autoridades de ese país, "siguiendo los procedimientos legales, con todas las garantías y con el respeto de todos sus derechos".Pero, advirtió que, contrario a esas decisiones, un funcionario del DAS continuaba retenido por Caracas, "luego de haber aceptado una invitación de un funcionario del Servicio Administrativo de Identificación y Migración de Venezuela (Saime), para pasar unos días de descanso en ese país".Pocas horas después del anuncio de la entrega de los cuatro miembros de la Guardia Nacional de Venezuela, el presidente Hugo Chávez, en una alocución televisada, reiteró su rechazo a un diálogo con Uribe, a quien calificó de "mafioso"."Uribe lo que es, es un mafioso. Él está moviéndose para ver si habla conmigo. No tengo nada que hablar con el mafioso de Uribe. Ya bastante esfuerzos hicimos nosotros", dijo Chávez."Podrá pedírmelo el rey de España, presidentes amigos. No voy a hablar con Uribe, díganle que no hay conversación con Uribe, no hay nada que hablar con ese gobierno traidor", agregó el mandatario.Chávez arremetió nuevamente contra el acuerdo entre Bogotá y Washington que permite a efectivos estadounidenses el uso controlado de siete bases militares colombianas. El presidente venezolano considera este convenio una amenaza directa para Venezuela y un peligro para toda la región.El mandatario prosiguió así una serie de declaraciones contra Colombia y su gobierno, que se iniciaron el domingo pasado, cuando llamó a los responsables militares y al pueblo venezolano a prepararse "para la guerra".Aunque dos días después, negó que su intención fuera provocar un conflicto armado con Colombia, el viernes, ante decenas de simpatizantes, volvió a endurecer el tono y llamó a los venezolanos a prepararse para el "combate" y a "defender la tierra santa de Venezuela".A finales de julio, Chávez anunció que congelaba las relaciones diplomáticas con Bogotá, a raíz del convenio militar con Estados Unidos, que tanto este país como Colombia, afirman está dirigido únicamente a combatir contra el narcotráfico y el terrorismo en el país andino.Fuentes de la Presidencia colombiana que pidieron no ser identificadas, dijeron este domingo a medios de prensa que el gobierno no responderá a la arremetida de Caracas y que continuará en la línea de prudencia, decencia y respeto hacia el pueblo venezolano.

Más noticias

0 Comentarios