Benito Juárez: el benemérito de las Américas

Este lunes, 21 de marzo, se celebra el natalicio de Don Benito Juárez García, uno de los hombres más ilustres de México.

"Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”, las sabias palabras de uno de los hombres más ilustres de México: Benito Juárez.

El 21 de marzo se celebra en México la entrada de la primavera, pero también el natalicio de Don Benito Juárez García.

Benito Juárez nació en San Pablo Guelatao, Oaxaca, México, en 1806, hijo de un matrimonio indígena, que quedó huérfano a muy temprana edad y tuvo que trabajar como peón en el campo.

A los 12 años, Juárez decidió dejar su pueblo y mísera vida para ir en busca de su hermana en Oaxaca. Ella trabajaba en una casa adinerada como doméstica y ahí Benito fue acogido por un sacerdote donde inició sus estudios primarios y aprendió español, ya que hasta los 12 años sólo hablaba zapoteca.

Posteriormente Juárez se graduó como abogado dedicándose a defender la causa de los indígenas.

Benito Juárez luego inició carrera en la vida política, primero a nivel local y luego estatal como Gobernador de Oaxaca en 1847, sin embargo, 6 años más tarde Juárez fue un perseguido político que tuvo que salir del país a refugiarse en New Orleans.

Dos años más tarde, Benito Juárez regresó a México y emitió leyes que eliminarán los beneficios de los militares y la iglesia por sobre los ciudadanos.

Juárez fue encarcelado y finalmente reconocido como presidente de México en 1858, cuando emitió las Leyes de Reforma, que entre otras cosas hicieron que la iglesia restituyera sus propiedades al estado y hacía una división entre estado e iglesia.

En 1861, debido a la empobrecida situación de México, Juárez decidió que suspendería el pago de la deuda externa a España, Inglaterra y Francia. Lo que causó la invasión de Francia a México y que este país instituyera a Maximiliano de Hasburgo como el monarca de México durante 3 años hasta 1867.

En ese periodo, don Benito tuvo que ejercer sus poderes de Ejecutivo de la Nación como un fugitivo, huyendo por toda la República, siendo perseguido. En 1864 se instaló en Ciudad Juárez, Chihuahua, desde donde mantuvo la presidencia del país, una ciudad que en aquel entonces se llamaba Paso del Norte y que 24 años más tarde sería nombrada Ciudad Juárez en honor al Benemérito de las Américas.

Finalmente, la resistencia de Juárez triunfo sobre la monarquía francesa y Don Benito regresa al Distrito Federal en 1867, luego de que fusilaran a Maximiliano.

Don Benito fue reelecto presidente de México en 1867 y 1871.

El Benemérito de las Américas murió en 1872 en Palacio Nacional.

Más noticias

0 Comentarios