Basescu y Geoana disputarán una segunda vuelta en presidenciales de Rumanía

El presidente saliente de centroderecha Traian Basescu y su adversario socialdemócrata Mircea Geoana irán el 6 de diciembre a una segunda ronda de las elecciones presidenciales de Rumanía, según sondeos a boca de urna publicados el domingo, al final de una primera vuelta muy reñida.

El presidente saliente de centroderecha Traian Basescu y su adversario socialdemócrata Mircea Geoana irán el 6 de diciembre a una segunda ronda de las elecciones presidenciales de Rumanía, según sondeos a boca de urna publicados el domingo, al final de una primera vuelta muy reñida. Las encuestas dan a Basescu, un antiguo capitán de la marina mercante de 58 años, un ligero avance, con el 33% de los votos, respecto a Geoana, de 51 años, ex ministro de Relaciones Exteriores, al que otorgan el 31%.Les sigue el candidato liberal Crin Antonescu, que obtendría aproximadamente el 21% de los sufragios."Hoy, conseguí la victoria de la etapa", se felicitó Basescu ante sus seguidores, estimando que la diferencia aumentará a su favor entre "2 y 3 puntos suplementarios" con el recuento de los votos.Geoana también parece optimista. "El 6 de diciembre venceremos juntos. Ahí comenzará el trabajo más duro: habrá que unir al país, después de cinco años de escándalos y de desunión", declaró.El índice de participación fue del 53,52%, o sea mejor de lo esperado, según cifras hechas públicas por la Oficina Central Electoral.Durante el día, los partidos se acusaron mutuamente de fraudes electorales en algunas oficinas. El ministerio del Interior registró más de 1.050 "incidentes electorales" y 72 delitos, entre ellos 25 casos de "votos múltiples".La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que envió una misión a Rumanía para los comicios, presentará el lunes su informe.Los resultados preliminares oficiales no se conocerán hasta el lunes por la mañana.Sea cual fuere el vencedor tendrá que apurarse en nombrar un primer ministro para acabar con la parálisis política causada por las posiciones irreconciliables entre Basescu y la oposición, con mayoría parlamentaria, después de la caída del gobierno de Emil Boc a mediados de octubre.Esta guerra abierta impidió que los dos primeros ministros designados por el presidente saliente obtuvieran la aprobación de los diputados y, como consecuencia, bloqueó reformas muy esperadas por organismos internacionales.Después de una década de fuerte crecimiento, la economía rumana se sumió en una profunda recesión en 2009 y el Fondo Monetario Internacional (FMI) condicionó el desembolso de una partida del préstamo de 20.000 millones de euros a la formación rápida de un gobierno.De aquí al 6 de diciembre, Basescu y Geoana intentarán seducir a los votantes de los candidatos derrotados y sobre todo a los de los liberales, el partido de centroderecha dirigido por Antonescu.Nada más conocerse los resultados de los sondeos, Basescu hizo hincapié en que el electorado había hecho una elección "profundamente de derecha" y que los políticos tendrán que "tener en cuenta la opinión del electorado rumano en la formación del gobierno"."El tema ahora es saber a dónde irán los votos de los liberales", declaró el analista Emil Hurezeanu a la cadena Realitatea TV.Por otro lado, el 50,16% de los inscritos votaron por el referéndum convocado por Basescu para reducir el número de diputados de 471 a 300 en el parlamento unicameral, lo que valida la consulta.

Más noticias

0 Comentarios