Los Bancos centrales constatan la "normalización progresiva" mundial

El grupo de principales Bancos Centrales del mundo confirmó este lunes que se observaba una "normalización progresiva de la economía", principalmente gracias al dinamismo de los países emergentes, tras una reunión en Basilea (norte de Suiza)..

El grupo de principales Bancos Centrales del mundo confirmó este lunes que se observaba una "normalización progresiva de la economía", principalmente gracias al dinamismo de los países emergentes, tras una reunión en Basilea (norte de Suiza).."A nivel global hay una confirmación de una normalización progresiva de la economía", explicó el portavoz del grupo, Jean-Claude Trichet, al final de ese encuentro de gobernadores de las principales instituciones de emisión en el Banco de Pagos Internacionales (BIS, según sus siglas en inglés)."Estamos en una dinámica de reactivación. Esto se debe en gran parte a las economías emergentes que demostraron su fortaleza" durante la crisis económica, agregó Jean-Claude Trichet, que también es presidente del Banco Central Europeo (BCE).En lo referente a los riesgos de inflación, el titular del BCE reafirmó el objetivo de los bancos centrales de "anclar sólidamente la estabilidad de los precios a medio y largo plazo", algo necesario para garantizar la confianza en el sector financiero.A pesar de que la inflación se situó en un nivel extremadamente bajo -0,9% anual en la zona euro-, los especialistas temen un aumento de los precios al consumidor a raíz del elevado nivel de liquidez en los mercados producto de los planes de reactivación presupuestaria gubernamentales.El BIS, en el cual se habían reunido el fin de semanas los grandes banqueros, ha adoptado un papel de mayor preponderancia en la regulación del sistema financiero internacional.El BIS es sede del Comité de Basilea de Supervisión Bancaria, que aprobó en diciembre una serie de medidas destinadas a mejorar la estabilidad del sector hasta fines de 2012, por ejemplo el nivel de liquidez y el problema de riesgo sistémico, es decir que afecte a todo el sistema financiero."Disponemos de un año entero para calibrar (esas reformas) y ver exactamente cuáles serán las medidas apropiadas", subrayó Trichet, quien advirtió de todos modos a los bancos sobre la necesidad de cambiar ciertos comportamientos, guardando ganancias y teniendo una política de remuneración más "moderada"."La aplicación rápida de las reformas del Comité de Basilea es crucial para obtener un sistema bancario más resistente", insistió Trichet, según un comunicado publicado este lunes.De su lado, los bancos temen que medidas más estrictas en materia de liquidez y capitales propios los obligue a ser más cuidadosos y austeros en el uso del dinero, lo que afectaría su competitividad.El Consejo de Estabilidad Financiera (FSB), otro organismo de supervisión que alberga el IBS, va a presentar a los miembros del G20 en junio sus conclusiones preliminares sobre la reforma del sector financiero.Frente al optimismo de Trichet, el presidente del FSB Mario Draghi se mostró más prudente respecto al sector financiero, afirmando que la situación había "mejorado" pero que seguía siendo "muy frágil".

Más noticias

0 Comentarios