El Banco Central Europeo mantiene invariable su tasa principal en 1%

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo invariable a 1% su tasa principal, anunció el jueves uno de sus portavoces, una decisión esperada por los mercados en el marco de una recuperación económica todavía titubeante en la zona euro.

El Banco Central Europeo (BCE) mantuvo invariable a 1% su tasa principal, anunció el jueves uno de sus portavoces, una decisión esperada por los mercados en el marco de una recuperación económica todavía titubeante en la zona euro.Este índice, barómetro del crédito en los 16 países de la Eurozona, está fijado a este nivel históricamente bajo desde el mes de mayo.No hay amenaza de inflación y la reactivación, incluso si parece confirmarse en las recientes estadísticias, todavía está rodeada de "elevadas incertidumbres", declaró el presidente del BCE, el francés Jean-Claude Trichet, durante una conferencia de prensa-"El nivel de las tasas es apropiado", agregó, sugiriendo la continuación del status quo monetario en la Eurozona durante varios meses, tal como lo hizo la víspera la Reserva Federal (Fed) norteamericana.El Banco de Inglaterra (BoE) hizo otro tanto este jueves, pero paralelamente aumentó en 25.000 millones de libras su programa de compra de activos, para llevarlo a 200.000 millones de libras.La decisión del BCE de mantener invariable la tasa no generaba duda alguna en la medida en que la reactivación se apoya esencialmente en planes de apoyo gubernamental.La fortaleza actual del euro, que perjudica a las exportaciones, e incluso la debilidad del crédito, son otros tantos riesgos que apuntan a favor de que se mantengan las tasas a su nivel actual durante largos meses."La actividad económica está claramente sometida a riesgos. Después de la recuperación esperada del tercer trimestre, volverá a debilitarse a mediano plazo con la progresiva desaparición de los apoyos" públicos, opinó Cédric Thellier, un economista de Natixis.La evolución del consumo familiar sigue siendo una incógnita, mientras que se teme que el desempleo aumente hasta el año 2010. "Otro motivo para que el BCE siga mostrándose prudente, a pesar de recientes indicadores de confianza mejores de lo previsto", señaló de su lado Gilles Moec, del Deutsche Bank.En cambio, la inflación no es un tema inquietante. Se prevé que los precios al consumo, que cayeron durante cinco meses seguidos, se recuperen poco a poco a partir de noviembre.Es probable que Jean-Claude Trichet espere hasta diciembre para dar indicios sobre el rumbo que tomará la política monetaria europea en los próximos meses y sobre la progresiva retirada de las medidas de respaldo excepcionales instauradas en favor de los bancos.

Más noticias

0 Comentarios