Ban Ki-moon es "optimista" sobre el éxito de la cumbre en Copenhague

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon aseguró el viernes que es "optimista" sobre el éxito de la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague, poco después de reunirse en Trinidad y Tobago con líderes de los 53 países miembros de la Mancomunidad Británica (Commonwealth).

El secretario general de la ONU Ban Ki-moon aseguró el viernes que es "optimista" sobre el éxito de la cumbre sobre el cambio climático de Copenhague, poco después de reunirse en Trinidad y Tobago con líderes de los 53 países miembros de la Mancomunidad Británica (Commonwealth)."No debemos fallar. El éxito en Copenhague está la vista. Debemos aprovechar el momento para sellar el acuerdo", dijo Ban tras exhortar a todos los líderes mundiales a asistir a los últimos días de la cumbre organizada por la ONU en la capital danesa, entre el 7 y el 18 de diciembre próximos.Ban acompañó una sesión a puerta cerrada de los líderes de la mancomunidad, a la que asistió igualmente el presidente francés Nicolás Sarkozy y el primer ministro danés Lars Lokke Rasmussen. Los tres fueron invitados por el mandatario anfitrión, Patrick Manning."Sentí un gran apoyo", dijo Ban en rueda de prensa.La sesión sirvió como un primer termómetro a una propuesta lanzada el viernes por el primer ministro británico Gordon Brown, apoyada por Sarkozy, para crear un fondo de 10.000 millones de dólares, auspiciado por los "países ricos", para "ayudar" a los países "más pobres" del mundo a "adaptarse a los cambios climáticos".Rasmussen, que acompañó a Ban en la conferencia, celebró la iniciativa, asegurando que se debe concretar una "arquitectura financiera". "Necesitamos diseñar procedimientos", señaló.Más temprano, Sarkozy explicó que entre los años 2010 y 2012 el dinero estaría disponible y adelantó que "20% de los fondos serán destinados a combatir la deforestación". "En muy poco tiempo tendremos el dinero sobre la mesa", celebró el mandatario francés, quien encabeza una cruzada climática junto a su homólogo brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva.Brown anunció por su parte que su administración aportaría unos 1.300 millones de dólares, y adelantó que "el resto de Europa también" hará los aportes que le correspondan, "así como Estados Unidos hará lo mismo".La cumbre de Copenhague busca alcanzar un tratado que sustituya al protocolo de Kyoto contra el calentamiento climático. "No hay piedra de tranca" (obstáculo), insistió Rasmussen, pese a las preocupaciones que han surgido por los logros reales que se podrán alcanzar."De verdad deseo lograr un acuerdo y al mismo tiempo pienso que eso es realista. Lo que necesitamos es el fuerte compromiso de los países desarrollados sobre sus reducciones, y de los países en vías de desarrollo acerca de como cambiar el negocio", indicó Rasmussen.Inaugurada oficialmente el viernes por la reina Isabel II de Inglaterra, máxima representante de la mancomunidad británica, la reunión de los 53 países miembros pretende alcanzar una posición consensuada sobre el combate al calentamiento del planeta, que será expuesta en la cumbre en Dinamarca.Entre los mandatarios que han confirmado su asistencia a la cumbre destacan, además de Sarkozy y Brown, los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama; de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva; así como los primeros ministros de Japón, Yukio Hatoyama; de Australia, Kevin Rudd; y la canciller alemán, Angela Merkel.Además, según Sarkozy, el primer ministro de India Manmohan Singh irá a la cumbre y anunciará "pronto" sus metas para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.Recientemente, Estados Unidos informó que se propuso bajar el índice en 17% con respecto a 2005, mientras que China señaló que haría una reducción de 40 a 45%, basado en unidades de su PIB.

Más noticias

0 Comentarios