BID espera cerrar 2009 con USD 15.000 millones en préstamos, cifra récord

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) espera cerrar el año con la aprobación récord de unos 15.000 millones de dólares en préstamos y 11.000 millones en desembolsos efectivos, informó este jueves su jefe financiero, Edward Bartholomew.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) espera cerrar el año con la aprobación récord de unos 15.000 millones de dólares en préstamos y 11.000 millones en desembolsos efectivos, informó este jueves su jefe financiero, Edward Bartholomew."Para el año en total esperamos 15.000 millones en aprobaciones y 11.000 millones en desembolsos, ambos números récord para el BID", indicó en un encuentro con corresponsales en la sede del Banco.En los tres primeros trimestres de 2009, el BID aprobó créditos por 9.600 millones de dólares, un aumento del 77% interanual, y desembolsó 6.500 millones, un 63% de aumento, explicó Bartholomew.La cifra de 15.000 millones de dólares supone de todas maneras una baja respecto a las expectativas manejadas por la gerencia del Banco a principios de año, que se situaban entre 16.000 y 18.000 millones.En plena tormenta financiera, América Latina enfrentaba a principios de 2009 una seria falta de liquidez y el presidente del BID, Luis Alberto Moreno, aprovechó la ocasión para exigir una ampliación de capital a los 48 países accionistas.Los países miembros de mostraron en principio de acuerdo en Medellín (Colombia), durante la asamblea anual de finales de marzo, y abrieron la fase final de negociaciones hace poco más de un mes en Madrid.El monto final de esa ampliación de capital, la primera desde 1995, podría ser del orden de 180.000 millones de dólares, según una comisión independiente que entregó su informe en Medellín.Por el momento, el BID tuvo que lanzar un bono al mercado de 13.700 millones de dólares, otro récord, explicó el jefe financiero de la entidad.Paralelamente, Canadá ofreció una ampliación de su cuota redimible (que puede ser solicitada) de 4.000 millones de dólares, para apoyar la gran apertura de préstamos que está ofreciendo el BID ante las demandas de la región.El plan de ampliación de capital del Banco cuenta con buena sintonía entre los miembros, pero los debates internos se vieron enturbiados por los 1.600 millones de dólares en pérdidas del BID en 2008, producto de inversiones mal calibradas, en parte en el catastrófico mercado de productos derivados del crédito hipotecario en Estados Unidos.El BID logró en lo que va de año ganancias de 853 millones de dólares, en comparación con las pérdidas de 384 millones del año pasado, resaltó Bartholomew.El equipo de riesgo financiero del Banco fue cambiado totalmente, un proceso que se inició antes del derrumbe financiero, puntualizó.El secretario del Tesoro estadounidense, Tom Geithner, fue uno de los que exigió cuentas más claras al BID en la asamblea de Medellín, antes de pensar en más capital.Con la tormenta capeada, el Banco considera imprescindible la ampliación para hacer frente a pedidos de créditos, que sobrepasarán en dos o hasta tres veces como mínimo la capacidad actual, de 6.000 a 8.000 millones de dólares."Es importante aprender lecciones obviamente de lo que sucedió, y como institución cambiamos y nos adaptamos", añadió Bartholomew a preguntas de la prensa.Los instrumentos derivados en los que invirtió el Banco contaban con la máxima calificación financiera en su momento, explicó.El BID abrió el debate sobre sus planes a futuro y su cartera de proyectos con la sociedad civil, y algunas voces han sido muy críticas.Entre ellas un autodenominado Centro de Información Bancaria, que acusó al BID de no cumplir con cuatro criterios propuestos por Geithner: gobernanza, transparencia, innovación y análisis.

Más noticias

0 Comentarios