Ayuda para deudores hipotecarios en Washington

Entra en vigencia una ley que podría salvar a muchos de perder su casa por falta de pago.

Una nueva legislación le podría dar un respiro a miles de residentes de Washington que están por perder sus viviendas. La ley de mediación, que entró en vigencia el miércoles, obliga a los bancos a negociar con los dueños de casa que están atrasados en sus pagos antes de seguir con una ejecución hipotecaria.

“El primer paso es que un deudor va a recibir un aviso del banco diciendo que está atrasado en sus pagos; después de ahí, el dueño de casa va a recibir otros dos avisos—a los siete días y a los 20 días—y el dueño tiene 30 días desde que recibe el primer aviso para responder si es que van a participar en el programa”, dijo Raquel Guerricagoitia de Carecen.

El programa permite que el deudor y el banco puedan negociar con la orientación de un mediador, y vean todas las posibilidades que tiene el dueño para salvar su vivienda.

“El punto principal del programa es que hay un mediador imparcial que va a estar sentado en la mesa durante toda la mediación… para asegurar que se esté negociando en buena fe”, dijo Guerricagoitia.

Sin embargo, los expertos advierten que la ley no garantiza nada, pues para algunos puede ser demasiado tarde.

“Para la gente que están severamente retrasados en sus pagos mensuales es muy posible que esto dará una oportunidad para diseñar una estrategia de salida de esa hipoteca”, dijo Aracely Panameño del Centro Para Crédito Responsable.

Para otros como Consuelo Vega, quien está en medio de una ejecución hipotecaria, esta ley es un rayito de luz.

“Para mí está bien eso porque nos ayudaría mucho a nosotros para poder mantener nuestras casa”, afirmó Vega.

Los expertos aconsejan que una vez usted reciba un aviso de embargo, busque a una agencia acreditada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano que le dé más asesoría.

En Washington unas 12,000 familias están en problemas hipotecarios, más de 2,000 son latinos.

De manera que este es un tema importante para los latinos. Recientes estudios señalan que los hispanos son 90% más propensos a perder su casa, en su mayoría por ser víctimas de prestamistas inescrupulosos.

Más noticias

0 Comentarios