Aviones aterrizan sin ayuda por supervisor dormido

La Administración Federal de Aviación suspendió al controlador aéreo que causó que dos aviones aterrizaran a ciegas.

Dos aviones aterrizaron en el Aeropuerto Nacional Ronald Reagan sin la supervisión, ni ayuda de la torre de control. Según un empleado de la Administración Federal de Aviación, que habló en condición de anonimato, el controlador aéreo se quedó dormido.

Un reportero de la estación NBC de Washington iba a bordo de uno de los aviones.

“El avión estaba dando vueltas, yendo y viniendo. Entonces en un momento el piloto nos dijo—lo siento no podemos aterrizar en este momento, no puedo hacer contacto con la torre de control”, dijo John Schriffen.

La agencia de aviación suspendió al controlador aéreo que no respondió al llamado de las aeronaves.

En medio de la emergencia, uno de los pilotos se comunicó con otra torre de control en Warrenton Virginia, y esto fue lo que le informó ese controlador.

“Para que sepan, un avión tuvo que aterrizar hace un rato en el aeropuerto Reagan sin ayuda de la torre de control… parece que no hay nadie en la torre… nadie responde, así que el avión aterrizo sin ninguna ayuda”.

Una situación que deja a algunos viajeros aterrorizados.

“Me muero de terror de pensarlo, realmente asustada. No puedo creer que una cosa así pase”, dijo Marlene Jaimes, una viajera.

La agencia de aviación dijo que en esa posición solo hay una persona en las horas de la noche porque pocos vuelos aterrizan de madrugada. Razón, que desconcierta a algunos pasajeros.

“Yo pensé que los problemas de las torres de control estaban resueltos y eran problemas del pasado. No entiendo cómo puede estar un solo supervisor en la noche”, dijo otra viajera.

Por su parte, la agencia de aviación busca explicaciones sobre el incidente y promete tapar los huecos que surjan a raíz del suceso.

“Estamos investigando los problemas con los empleados y si los procedimientos que nosotros tenemos fueron seguidos apropiadamente”, dijo Laura Brown, de la Administración Federal de Aviación.Y aunque ahora la discusión de lo ocurrido gira en torno a la forma en que se operan las torres de control y la labor de los controladores aéreos; lo cierto es que, esta vez, el principal actor fue la buena suerte de las decenas de pasajeros que iban a bordo de los dos vuelos que aterrizaron sin ayuda.

Más noticias

0 Comentarios