Autos blindados, una moda reciente en Rio de Janeiro

Rio de Janeiro es una de las ciudades más peligrosas del planeta. Por eso, el mercado de los vehículos blindados es todo un boom.

Hace dos años, Tatiane decidió invertir en un vehículo blindado. A pesar de la pérdida de potencia y de otros pequeños problemas, esta carioca no se arrepiente.

Cuenta que a pesar de todos los cambios, todo el dinero que gastó y de los ruidos que empezó a hacer su coche, está muy satisfecha. Ahora se sube al auto y va para cualquier lugar sintiéndose segura.

Una las largas listas de personas optaron por este tipo de protección contra la violencia urbana en Rio de Janeiro. El año pasado, más de 7.000 vehículos fueron homologados por el ejército brasileño, que emite las autorizaciones para los conductores de autos blindados.

Un boom en el mercado: aumentó 400 % en diez años.

Según Fabiana Bravo, 2009 fue el año en el que tuvieron más demanda. Dice que para hacer blindar un vehículo el gasto ronda los 22.000 dólares, dependiendo del material utilizado y del modelo, pero en promedio ese es el costo.

El nivel de protección se divide en seis categorías. El más solicitado es el blindaje que resiste a las balas de una pistola de 9 milímetros de calibre.

El miedo favorece el crecimiento de este mercado, pero no es así que se resuelve el problema.

Inácio Cano, sociólogo experto en seguridad pública dice que “esta inversión privada en seguridad sólo afecta a quienes pueden pagarlo y no ayuda a mejorar el contexto general de seguridad. Hay que pensar en cómo hacer también inversiones públicas y no sólo privadas, lo que redundará en una situación mejor para todos”.

En los tres primeros meses de 2009, Rio de Janeiro registró más de 7.500 robos de coches. El año pasado, 236 personas fueron víctimas de balas perdidas y dieciséis murieron.

Más noticias

0 Comentarios