Autoridades investigan causas de masivo apagón en Brasil

Las autoridades brasileñas investigaban el miércoles las causas de un gigantesco apagón que dejó a más de la mitad del país sin energía, paralizando sus principales ciudades, como Sao Paulo y Rio de Janeiro, elegida para los Juegos Olímpicos de 2016.

Las autoridades brasileñas investigaban el miércoles las causas de un gigantesco apagón que dejó a más de la mitad del país sin energía, paralizando sus principales ciudades, como Sao Paulo y Rio de Janeiro, elegida para los Juegos Olímpicos de 2016.Las luces se apagaron poco después de las 22H13 locales (00H13 GMT), afectando 18 de los 27 estados del país, algunos de los cuales recuperaron la energía una hora después, mientras que las principales ciudades lo hicieron en la madrugada, informó el ministerio de Energía en un comunicado.Se estima que unas 70 millones de personas - un tercio de la población total de Brasil de 190 millones - sufrieron las consecuencias de la grave paralización, en las calles, el metro, ascensores, restaurantes, aeropuertos y hospitales de gran parte del país, y muchos se quedaron sin comunicaciones telefónicas y sin agua agua.El ministerio de Energía convocó para el final de la tarde de este miércoles una reunión de emergencia de todos los operadores del gigante sistema, que abarca más de 100.000 km de líneas de transmisión, para evaluar lo que ocurrió.El problema, según ese ministerio, se habría originado con una avería en tres líneas de transmisión en los estados de Paraná y Sao Paulo, tras "una condición metereológica adversa, con vientos y lluvias de gran intensidad".Esa zona concentra la transmisión de la gigante central hidroeléctrica binacional de Itaipú, en la frontera con Paraguay, y la distribuye a otras regiones, según el ministerio. Itaipú abastece el 19% de la energía consumida en Brasil.El secretario de Energía, Marcio Zimmerman, explicó que el apagón local produjo "una reacción en cadena", que es un "modo que el sistema tiene de protegerse, para evitar daños en los equipos" y facilitar la reconexión posterior.Brasil ya vivió otros apagones en 1984, 1997 y 1999, y en 2001 una falta de energía que provocó un fuerte racionamiento en el país. El problema ahora, sin embargo, no fue de falta de energía, sino una avería.Por miedo a una ola de violencia y asaltos, durante el apagón las autoridades pusieron a todos los efectivos policiales en la calle. En Rio de Janeiro, la policía vigiló especialmente la zona norte, para evitar una reanudación de la guerra del narcotráfico que recientemente provocó 40 muertos.El apagón no provocó grandes incidentes.La población respetó los llamados a no salir a las calles, que cayeron en una oscuridad total solo iluminada con los faros de los autos y de unos pocos edificios con generadores, como hospitales.A las autoridades les preocupa además las consecuencias que este masivo corte de energía pueda tener para la imagen de Rio, elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.En Sao Paulo, la mayor ciudad del país con 11 millones de habitantes, miles de pasajeros se vieron obligados a salir del metro y transitar por sus vías hasta encontrar las salidas.Un total de 6,7 millones de paulistas permanecían sin agua este miércoles, ya que la falta de energía afectó todas sus estaciones de tratamiento.

Más noticias

0 Comentarios