Aumentan las restricciones para obtener divisas en Venezuela

Las autoridades económicas venezolanas implementaron en estos días nuevas restricciones para el acceso a las divisas al tipo de cambio oficial para los viajeros pese al alza de los precios del petróleo.

Las autoridades económicas venezolanas implementaron en estos días nuevas restricciones para el acceso a las divisas al tipo de cambio oficial para los viajeros pese al alza de los precios del petróleo.A partir de enero de 2010, quienes deseen viajar al exterior deberán notificar a la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) la duración y el lugar de destino del viaje, lo que determinará la cantidad de divisas autorizadas para la ocasión, informó el presidente del organismo, Manuel Barroso.Para destinos lejanos como Asia y Europa, el monto autorizado podría superar el tope actual de 2.500 dólares anuales, pero la cantidad se reduciría para viajes a países cercanos, señaló el responsable.El aumento de las restricciones y controles hace que numerosos viajeros calculen ya sus gastos en función del precio del dólar en el mercado paralelo.Las divisas que entrega Cadivi para viajes se canalizan a través de la banca vía las tarjetas de crédito.La asignación de divisas, que se inició sin limitaciones de uso y se mantuvo por varios años en 5.000 dólares anuales, fue reducida este año a 2.500 dólares, debido a la caída en los precios del petróleo, responsable del 90% de moneda extranjera que ingresa a Venezuela.En junio, las autoridades redujeron de 1.800 a 900 dólares mensuales el tope máximo de remesas que los ciudadanos pueden enviar a sus familiares que viven en el exterior.Aunque el precio del crudo venezolano ha repuntado y ronda los 70 dólares, analistas señalan que las restricciones continuarán como parte de las medidas económicas impulsadas por el gobierno para frenar el desembolso de dólares.Los venezolanos conviven desde hace casi cinco años con un férreo régimen de control de divisas, que determina el precio oficial del dólar en 2,15 bolívares por cada billete verde.Con estas restricciones, los particulares deben calcular sus gastos, dentro y fuera del país, sobre el llamado dólar permuta, una tasa que aunque legal, no es oficial y su valor es muy superior al fijado por el gobierno.Según la firma Ecoanalítica, hasta el primer semestre de 2009 ese dólar permuta era responsable de la mitad de las importaciones.

Más noticias

0 Comentarios