Atlante vence con toda lógica al Auckland y jugará semifinal "azulgrana"

El Atlante de México derrotó 3-0 con lógica al Auckland neozelandés, este sábado en el estadio Zayed Sports City de Abu Dabi, por los cuartos del Mundial de Clubes de fútbol de la FIFA, y disputará una semifinal por completo "azulgrana" ante el Barcelona, campeón europeo.

El Atlante de México derrotó 3-0 con lógica al Auckland neozelandés, este sábado en el estadio Zayed Sports City de Abu Dabi, por los cuartos del Mundial de Clubes de fútbol de la FIFA, y disputará una semifinal por completo "azulgrana" ante el Barcelona, campeón europeo.Los goles fueron anotados por Daniel Arreola (36), Christian Bermúdez (69) y el brasileño Lucas Silva (90+1).Los mexicanos, que no conocían apenas al rival, comenzaron con una apabullante posesión del balón, planteando una estrategia clásica y efectiva, tratando de desbordar por las puntas para lanzar centros al área.Fue lo que hicieron por sus bandas el pequeño extremo derecho Fernando Navarro y por la zurda Guillermo Rojas, respectivamente.Los corpulentos neozelandeses parecían borrados del campo de juego. Se limitaban a esperar para defender y lanzar de 'pascuas a ramos' algún tímido ataque, siendo el arquero Jacob Spoonley el más activo del equipo.Llegado el minuto 36 la enorme diferencia se plasmó por fin en el marcador, cuando Arreola no perdonó, con un zurdazo raso y letal, un mal despeje de la defensa en el área mayor adversaria (1-0).La segunda parte comenzó con una ocasión clara de gol malograda por los 'azules' del Auckland, que en este choque vistieron por completo de blanco.En el 69, el mediocampista Christian Bermúdez, tras una bonita combinación en corto de ataque, mandó el balón a las redes rivales, lo que dio tranquilidad al equipo azteca (2-0).Cinco minutos después, el mediocampista argentino Santiago Solari dejó su puesto al delantero brasileño Lucas Silva, y poco más tarde, Márquez se perdió el gol solo ante Spoonley, rematando afuera.Atlante ya había hecho el desgaste y sobre el final cedió algo la iniciativa al Auckland, lo que animó un poco el partido, hasta entonces casi un monólogo. El argentino Gabriel Pereyra entró por Márquez casi con el tiempo de juego cumplido y los aztecas aún al ataque, por lo que no extrañó el tercer gol de Silva (90+1).

Más noticias

0 Comentarios