Aterradoras imágenes de cárcel salvadoreña

Las cárceles estadounidenses no son ningún hotel; pero a los salvadoreños encarcelados en EE.UU. quizás les va mejor que en su país.

La cárcel de La Esperanza, un irónico nombre para una prisión en El Salvador, asila a más de 5,000 presos, pero que solo tiene capacidad para 800. Allí los reclusos, muchos personas mayores, viven en pésimas condiciones que líderes de la comunidad salvadoreña y organizaciones humanitarias en el área de Washington dicen son una descarada violación de los derechos humanos. “Esto es indignante. Disculpe que luzca como repugnado o enojado, pero esto es deprimente, esto es infrahumano, esto no puede continuar así”, dijo Francisco Castro de Comunidades Unidas Salvadoreñas.

Según los reos, en La Esperanza o “La Mariona” -como es conocida popularmente- se sufre hambre, desnutrición, enfermedades, y trato degradante.

“Que no nos traten como si fuéramos unos perros. Somos seres humanos. Qué esperan para ayudarnos, nos estamos muriendo, por favor hagan algo”, dijo un recluso, cuyo nombre mantuvimos en anonimato para proteger su identidad.

Según los expertos, estas condiciones inhumanas no son nada nuevas en el sistema penitencial de El Salvador, y de hecho, se repiten en muchas otras cárceles de América Latina.

“Decir que no es nada raro, no es decir que es algo aceptable. No se puede aceptar ese tipo de violación. Hay que hacer algo”, dijo Geoff Thale de Washington Office on Latin America.

Aunque nos tratamos de comunicar varias veces con las autoridades de esta prisión, no obtuvimos respuesta. Mientras tanto, los presos tratan de sobrevivir en La Esperanza.

“Es una ineficiencia del estado que no puede procesar tantos casos que están archivados, personas que ya tienen que haber salido”, dijo Castro.

Ineficiencia, descuido, o falta de recursos, pero al fin y al cabo un rincón del planeta que parece olvidado.

Más noticias

0 Comentarios