Armstrong seguirá dos años más aunque le resulte "duro" desbancar a Contador

El estadounidense Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour de Francia de vuelta a la competición tras varios años retirado, asegura este jueves en una entrevista que quiere correr dos años más aunque es consciente de que le resultará "duro" vencer a Alberto Contador.

El estadounidense Lance Armstrong, siete veces ganador del Tour de Francia de vuelta a la competición tras varios años retirado, asegura este jueves en una entrevista que quiere correr dos años más aunque es consciente de que le resultará "duro" vencer a Alberto Contador.El legendario ciclista de 38 años causó una gran impresión esta temporada en su regreso, terminando 12º en el Giro de Italia antes de acabar tercero, en el podio del Tour de Francia que dominó Contador.Pero después de dejar el Astana del español y crear a su medida el nuevo equipo RadioShack, Armstrong piensa que puede prolongar su carrera dos años más y lograr grandes éxitos, aunque reconoce que le resultará muy difícil ganar al madrileño."Voy a seguir otros dos años pero esta vez habré dejado atrás la experiencia de esta temporada y estaré mejor porque además contaré con el mejor equipo del mundo", aseguró a La Gazzetta dello Sport Armstrong, cuya convivencia con Contador en el Astana fue muy tensa."De los nueve corredores del Astana (en el Tour-2009), ocho están aquí ahora. Por supuesto que hemos perdido a un gran campeón como Alberto Contador pero seguimos teniendo las mismas opciones de ganar", agregó el texano."Alberto es un talento increíble, el mejor de todos. Encima de la bici y también mentalmente. No soy idiota, será duro superarlo. Algunos dicen que imposible. Veremos", analizó el corredor, admitiendo que con Contador tuvo un "choque de personalidades"."No quiero decir que mi personalidad sea mejor que la suya o viceversa: simplemente somos diferentes. Nunca había tenido un enfrentamiento así con un compañero de equipo. El hecho de que ocho corredores de Astana estén conmigo me parece significativo", dejó caer.El heptacampeón del Tour, que reinó en la ronda gala de 1999 a 2005, aseguró que dejará de hacerse controles antidopaje por su cuenta y de publicar sus resultados en su página de internet."Me he dado cuenta que la Agencia Mundial Antidopaje o la Unión Ciclista Internacional lo consideraban como una afrenta. Su sistema es extremadamente modeno y en 2009 me hicieron más de 50 tests, así que hacer más no sirve para nada", explicó.

Más noticias

0 Comentarios