Argentina puede salir del cono de sombra financiero con canje de deuda

Argentina podrá salir del cono de sombra de los mercados financieros internacionales con la luz verde que el Congreso le acaba de dar al Gobierno para reabrir el canje de la deuda en mora por 20.000 millones de dólares, coincidieron analistas en Buenos Aires.

Argentina podrá salir del cono de sombra de los mercados financieros internacionales con la luz verde que el Congreso le acaba de dar al Gobierno para reabrir el canje de la deuda en mora por 20.000 millones de dólares, coincidieron analistas en Buenos Aires.La presidenta Cristina Kirchner impulsó el proyecto ante la necesidad de conseguir fondos frescos y mejorar su imagen ante el mundo, dañada desde que el efímero gobierno de una semana del peronista Adolfo Rodríguez Saá declaró en 2001 el mayor 'default' de la historia por 90.000 millones de dólares.Los consultores y economistas Orlando Ferreres, Marina Dal Poggetto, Miguel Kiguel, Daniel Marx, Miguel Angel Broda, Ramiro Castiñeira y el Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF) destacaron que el nuevo canje abre perspectivas favorables."Se reavivará la confianza en el mercado local y se podrá acceder a más líneas de financiamiento", dijo Ferreres, director de la consultora homónima.Los detalles de la reapertura están guardados aún bajo siete llaves, pero los consultores prevén que se ofrecerán 52 dólares por cada 100 dólares en valor nominal de títulos en 'default'.Los bonistas que aceptaron el canje original en 2005 recibieron 35 dólares por cada 100 de valor nominal, razón por la cual en Argentina se habla ahora de una generosa nueva oferta."La oferta es tan atractiva que explica en buena medida porqué en la propuesta los bancos (contratados) se comprometen a comprar 1.000 millones de dólares de nueva deuda", dijo Ramiro Castiñeira, de la consultora Econométrica.Hace cuatro años, el Gobierno peronista socialdemócrata de Néstor Kirchner (2003-2007), influyente marido de la Presidenta, consiguió una adhesión del 76,15% de los bonistas.Ahora, los bancos Citi, Barclay's y Deutsche garantizaron a la mandataria una adhesión de al menos 50% de ellos antes de lanzar la oferta, que se espera para mediados de diciembre."La propuesta puede ser igual a la de 2005, pero su valor puede ser mayor porque el mercado le aplica una tasa de descuento menor, y así le sube el precio", dijo Marx, de AGM Finanzas.En 2005, la mayor cantidad de bonos canjeados sufrió una quita de capital e intereses de un 65%, aunque en algunos casos la pérdida fue de sólo 45%.Cristina Kirchner, según los analistas, ofrecerá bonos adicionales por intereses devengados y un cupón PIB (Producto Interno Bruto), que premia al inversionista si la economía crece, además de entregar otro bono por dividendos pagados en estos cuatro años."Esta reapertura del canje de bonos en poder de los 'holdouts' (tenedores rebeldes) contribuye a un clima más favorable", de la economía, comentó el IAEF.El Gobierno apunta a seducir a bonistas de Estados Unidos, Japón, Alemania e Italia, e incluso a los 'fondos buitres' que compraron bonos argentinos a precio de remate en 2001 y litigan en la Justicia para ganar un 100%."Se vuelve a cometer el error de dar cupones PIB, que fueron un negocio redondo para los inversores, pero el costo fiscal para el país fue alto", dijo Broda, de la consultora homónima.Sin embargo Kiguel, de la firma Econviews, opinó que "la prioridad es lograr el mayor porcentaje de adherentes, así que no parece incorrecto hacer una oferta generosa".Si esto ocurre, Argentina reconocerá unos 9.000 millones de dólares en intereses caídos, sobre un capital de unos 20.000 millones, pese a que el Gobierno repetía hace un año, hasta el cansancio, que el canje jamás se reabriría.Pero la necesidad tuvo cara de hereje, luego de que el superávit fiscal, de su récord histórico de 4% bajara a 0,6% este año, arrasado por la crisis mundial."Era una cuestión pendiente (el canje), y es correcto avanzar en normalizar la relación con los 'holdouts'", dijo Dal Poggetto, analista del Estudio Bein y Asociados.Argentina arrastra, además, una mora con el Club de París de potencias prestamistas, por 6.500 millones de dólares, que son parte de la deuda global del país, que alcanza 140.000 millones de dólares, casi un 50% del PIB.

Más noticias

0 Comentarios