Argentina se asegura que la mitad de su deuda en mora entrará al canje

Argentina se asegura que al menos la mitad de los 20.000 millones de dólares en bonos de su deuda en mora entrarán al canje con el cual intenta normalizar los pagos, informó este miércoles el Gobierno ante una comisión del Congreso.

Argentina se asegura que al menos la mitad de los 20.000 millones de dólares en bonos de su deuda en mora entrarán al canje con el cual intenta normalizar los pagos, informó este miércoles el Gobierno ante una comisión del Congreso."El banco Barclays (principal agente colocador de la operación) está garantizando que contaría con alrededor de 10.000 millones de dólares (de bonos en 'default')", dijo el ministro de Economía, Amado Boudou, ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados.La cámara de Diputados y el Senado deben debatir el proyecto del Gobierno de la presidenta Cristina Kirchner de reabrir el canje que terminó en 2005 y dar luz verde a la nueva reestructuración con los bonistas que aquella vez se automarginaron y que los mercados denominan "holdouts"."Hay tenedores individuales (de bonos) fundamentalmente en Alemania e Italia, y en menor medida en Japón, además de institucionales y otros que son los que tienen demandas judiciales", dijo el ministro.Sin embargo, Boudou no brindó más precisiones, a raíz de que el Gobierno está en plena negociación con el Barclays y con los bancos Citibank y Deutsche, que tienen un rol secundario en el canje.Kirchner, una peronista socialdemócrata, envió esta semana al Congreso el proyecto para suspender temporariamente la llamada "ley cerrojo" que impide realizar nuevas ofertas a los bonistas rebeldes, que también están reclamando intereses devengados desde 2005 por unos 9.000 millones de dólares.Argentina tiene también una deuda pendiente con el Club de París de potencias prestamistas, por unos 6.500 millones de dólares.El monto global de la deuda argentina, sin contar la de los bonistas rebeldes, supera los 140.000 millones de dólares, que representan un 50% del Producto Interno Bruto.Sobre la nueva oferta nada se sabrá hasta diciembre, aunque será menos ventajosa para los acreedores que la de 2005, cuando se dispuso una quita de capital e intereses estimada entre 45% y 75% del valor nominal, según el bono, con un porcentaje de adhesión de 76,15%.Quienes entraron en aquel canje embolsaron suculentas ganancias por un premio adicional de un cupón atado al crecimiento de la economía, que promedió casi el 9% anual.Analistas de mercado consideran que los bancos lograrán con la reapertura del canje ganancias de un 100% con bonos que compraron a precio de remate, al 20% de su valor nominal.

Más noticias

0 Comentarios