Argentina pide a Suiza levantar secreto bancario por caso Siemens

Un juez argentino solicitó a Suiza levantar el secreto bancario de una cuenta del banco Credit Suisse, supuestamente vinculada a un caso de corrupción que afectaría a la empresa alemana Siemens y a ex funcionarios de Argentina, confirmó a AFP el portavoz de la Oficina helvética de Justicia, Folco Galli.

Un juez argentino solicitó a Suiza levantar el secreto bancario de una cuenta del banco Credit Suisse, supuestamente vinculada a un caso de corrupción que afectaría a la empresa alemana Siemens y a ex funcionarios de Argentina, confirmó a AFP el portavoz de la Oficina helvética de Justicia, Folco Galli."La presente rogatoria" pide que el Credit Suisse de Lugano "informe con relación a la cuenta N° 0456-690079-52 quién es su titular, brindando todos los datos que de él se registren", indica el "exhorto" del juez argentino al que accedió AFP."Tendrá que informarse (...) respecto de los depósitos de 10.000.000 dólares y 5.000.000 de dólares (realizados en esa cuenta) los días 3/11/98 y 1/10/99 respectivamente, quién realizó el depósito, desde qué cuenta y entidad bancaria lo hizo, cuál fue el destino del dinero, quién lo cobró, cuándo y cómo lo hizo", precisa el documento.Se sospecha que los 15 millones de dólares aparentemente acreditados en dicha cuenta podrían constituir sobornos pagados por Siemens en el marco del fallido contrato de la digitalización de los documentos de identidad en Argentina (DNI) durante el gobierno del presidente Carlos Menem (1989-1999).Según el procedimiento penal abierto en Argentina, Menem y dos de sus colaboradores, Carlos Corach y Hugo Franco, así como el directivo argentino de Siemens Carlos Raúl Sergi, son señalados como presuntos destinatarios del soborno, que ascendería a 80 millones de dolares, de los cuales 15 podrían haber transitado por la cuenta del Credit Suisse de Lugano.Cabe recordar que el monto del contrato por los DNI y la informatización de los controles fronterizos entre Siemens y el gobierno de Menem se fijó en 1.260 millones de dólares.Sin embargo, quedó sin efecto en 2001 bajo la presidencia de Fernando de la Rúa.Alegando incumplimiento del contrato, Siemens querelló luego al Estado argentino ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI).Esta institución se encarga de los litigios entre inversores extranjeros y Estados nacionales mediante procedimientos de conciliación y arbitraje.El CIADI condenó a la Argentina a sufragar una indemnización de 217 millones de dólares, pero en agosto pasado Siemens retiró su demanda, renunciando a percibir el beneficio.

Más noticias

0 Comentarios