Arabia niega haber entregado científico nuclear a EEUU

El Canciller iraní dijo tener pruebas de la participación de EEUU en el secuestro de Amiri.

Arabia Saudí rechazó el miércoles las acusaciones iraníes de haber entregado a Estados Unidos a uno de sus científicos nucleares desaparecido durante una peregrinación a La Meca, en tanto que el jefe del Parlamento en Teherán acusaba a Washington de "comportamiento terrorista".

En una declaración al diario de capital saudí Asharq Al-Awsat, Osama Nugali, director del departamento de Información del ministerio saudí de Relaciones Exteriores, dice estar "asombrado por las declaraciones y las acusaciones" de Irán y las "lamenta".

El martes, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Manuchehr Motaki, acusó a Estados Unidos de haber "secuestrado" al científico nuclear Shahram Amiri con la ayuda de Arabia Saudí.

"Tenemos pruebas que muestran que los estadounidenses tuvieron un papel en el secuestro de Amiri. Los norteamericanos lo secuestraron", declaró el canciller en una conferencia de prensa.

Amiri "desapareció en Arabia Saudí, adonde había viajado para la peregrinación" y "Arabia Saudí debe ser considerada responsable" de su suerte, dijo.

El portavoz del ministerio, Ramin Mehmanparast, había declarado que Amiri había sido "entregado por Riad a Washington".

El departamento de Estado estadounidense no quiso comentar el martes este asunto.

Riad negó las acusaciones afirmando que lo había buscado en vano intensamente.

Según Nugali, "las autoridades saudíes, tras haber sido informadas de su desaparición por la delegación iraní (en La Meca), llevaron a cabo una búsqueda intensiva en Medina y en todos los hospitales y hoteles de la región de La Meca", pero fue en vano.

Afirmó que "las circunstancias de su desaparición de la sede de la delegación iraní" durante la peregrinación habían "suscitado muchos interrogantes".

"Arabia Saudí acoge a un millón de peregrinos iraníes cada año para la peregrinación y la Omra (efectuada fuera de las fechas de la gran peregrinación), y al igual que los ciudadanos de otros países están sometidos a la supervisión de las delegaciones de sus países", explicó.

Nugali añadió que las autoridades saudíes pidieron a Irán, a través de la delegación iraní en La Meca, que "le suministre las informaciones necesarias para ayudarlas a determinar la verdad sobre su desaparición, pero no hemos recibido respuesta de Teherán hasta ahora".

En Teherán, el presidente del parlamento iraní Ali Larijani, volvió a la carga este miércoles.

"En el pasado, los estadounidenses ya hicieron este tipo de cosas, pero no rinden cuentas por su comportamiento terrorista", declaró Larijani, citado por la televisión estatal.

"Estados Unidos y Arabia Saudí deben rendir cuentas por esto", añadió.

"Desde el comienzo estaba claro que los estadounidenses cometieron este acto, pero en colusión con los saudíes", reiteró Larijani.

En octubre pasado, el diario conservador iraní Javan acusó a la CIA de estar relacionada con esta desaparición, que tuvo lugar cuando el científico realizaba una peregrinación a la ciudad santa de Medina, según su esposa.

A su llegada el 31 de mayo, Amiri fue "interrogado por agentes saudíes en el aeropuerto", según el diario. "Tres días más tarde, salió de su hotel de Medina y nunca volvió", agregó.

Más noticias

0 Comentarios