Apelan denegación de declaración de desastre mayor para incendios forestales

La Oficina del Gobernador informó que Perry envió una carta a Obama apelando la decisión de rechazar la declaración de desastre.

La Oficina del Gobernador dio a conocer que Rick Perry envió una carta al presidente Barack Obama para apelar la decisión de su gobierno para rechazar la solicitud de Texas para una Declaración de Desastre Mayor para los condados que han sido amenazados o afectados por la temporada de incendios forestales devastadores.

Esta declaración sería muy necesaria para proporcionar ayuda federal para apoyar los esfuerzos de respuesta para los incendios forestales en curso.

"Texas continúa siendo afectado por la peor temporada de incendios forestales en los últimos tiempos, insto el presidente Obama a reconsiderar y aprobar nuestra solicitud de asistencia federal en la lucha contra estos incendios", dijo el gobernador Perry.

"Nuestro gobierno federal tiene la obligación de ayudar a Texas en sus esfuerzos de respuesta. Texas continuará aplicando todos los recursos disponibles para luchar contra estos incendios y felicito a los valientes hombres y mujeres que continúan poniendo sus vidas en la línea para proteger a las familias de Texas y la propiedad", dijo Perry.

La apelación del gobernador incluye información actualizada de costos para la respuesta y reitera su solicitud de Asistencia Federal Directa y de la categoría B de medidas de protección de emergencia, reveló la oficina.

La carta destaca en particular por que el manejo del Fondos de Asistencia para el Manejo de Incendios (FMAGs) aprobados hasta la fecha son insuficientes para satisfacer las necesidades de las jurisdicciones locales y agencias estatales que han estado luchando contra los incendios forestales desde diciembre de 2010.

Según el Servicio Forestal de Texas, FMAGs sólo podrá cubrir alrededor del 21 por ciento de los gastos efectuados por los esfuerzos de respuesta local y estatal, indicó la oficina.

Las directrices federales permiten que un estado al que se le ha concedido una declaración de desastre mayor sea elegible para recibir no menos de un 75 por ciento el costo del gobierno federal, con las entidades estatales y locales cubriendo el restante 25 por ciento de los costos.

Más noticias

0 Comentarios